5 planes que no puedes perderte en Bangkok

Bangkok
Tailandia es un país que ha explotado como potencia turística, y, la verdad, es que no nos extraña. Tienes todos los ingredientes necesarios para enamorarte desde el primer día sin importar en qué época del año decides visitarlo. Bangkok, la capital, es sin lugar a dudas la ciudad más visitada, algo que tiene mucho que ver con la multitud de planes que puedes hacer allí durante tu estancia.

Y es que, en un viaje a Tailandia, podrás sorprenderte con miles de aventuras. Sin embargo, es posible que necesites ponerte en manos de un especialista del destino para no dejarte nada por ver. Por ejemplo, en Destinos Asiáticos llevan años diseñando experiencias en Asia y podrán orientarte en tu viaje, ya que existen una infinidad de planes que puedes realizar. A continuación te hablamos de 5 que consideramos imprescindibles. ¿Te apetece conocerlos?

1- El Palacio Real y el Templo del Buda Esmeralda

El popular Palacio Real fue construido en Bangkok y se trata de un enorme monumento que contiene templos, iglesias, palacios y otras estructuras. Muchas habitaciones están cerradas para los viajeros, ya que todavía hoy el edificio es una de las residencias de la familia real. Sin embargo, el templo del Buda Esmeralda es parte de este complejo arquitectónico y es una de las joyas más preciadas del país.

2- Pasear por la carretera de Khao San

Khao San -Khao San Road- es probablemente la calle más mítica de todo Bangkok. Lo es por el gran ambiente que desprende, por la multitud de bares y restaurantes que te invitan a disfrutar de la noche con la máxima intensidad. Además, tiene fama de ser una de las zonas donde es más fácil encontrar noches de hotel a precios muy bajos, aunque debes aceptar que no será el lugar más tranquilo para descansar tras un largo día por la capital tailandesa.

Bangkok-de-noche

3- Relajarte en el parque Lumphini

Si quieres descansar de tanto ajetreo y alejarte de las multitudes, lo mejor que puedes hacer es pasear por los jardines del parque Lumphini, al que no le falta un bonito lago por el que puedes moverte gracias a los botes con forma de cisne que se pueden alquilar. Eso sí, no te asustes si ves a un lagarto malayo, ya que se parecen un poco a los temibles dragones de Komodo, pudiendo llegar a medir hasta 3 metros de longitud. No deberías tenerles miedo, pero es muy recomendable que no les ofrezcas comida, ya que de lo contrario te perseguirán hasta saciarse.

4- Crucero por el río Chao Praya

También puedes ver Bangkok desde otro punto de vista. Te lo ofrece el río Chao Praya, donde puedes subirte a uno de los cruceros que incluyen cena para que la experiencia sea inolvidable. Si optas por hacerlo de noche, te encantará ver los edificios y los templos de la ciudad iluminados. ¡Es espectacular!

5- Día de compras por Bangkok

La verdad es que es difícil volver de Bangkok con las mismas cosas que llevabas en la maleta. Lo más normal es tener que facturar una maleta de más, ya que los precios son muy competitivos e invitan a comprar de todo. Tú mismo puedes comprobarlo en el distrito de Siam, que es donde están los más grandes y modernos centros comerciales del país. El MBK Center es ideal para comprar ropa y electrónica, mientras que el Siam Paragon está orientado a las boutiques de lujo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.