Vacaciones gastronómicas en Portugal


¿Buscas conocer gastronómicamente Portugal? Pues bien, empecemos por el desayuno. A menudo este consiste en pan fresco con mantequilla, queso o frutas en conserva acompañado de café solo o con leche. Las pastas dulces, cereales, el yogur o la fruta también se pueden comer. Una vez que has desayunado, vamos a ver qué es lo que puedes comer en Portugal.

Una gran cantidad de pescados y mariscos se incluyen en la dieta portuguesa. El pescado se sirve a la plancha, hervido, frito o guisado. El plato más típico de pescado que se consume en Portugal es el bacalao. Se conserva en seco y salado ya que la tradición pesquera portuguesa comenzó antes de que la refrigeración se inventara. El bacalao se debe poner en remojo en agua o leche, antes de cocinarlo.

También son populares las sardinas (sobre todo a la parrilla como sardinhas assadas), pulpos, calamares, sepias, cangrejos, camarones y langostinos, langosta y muchos otros crustáceos como los percebes. Respecto a la carne, esta siempre fue considerada históricamente como un privilegio de las clases altas. Durante el invierno, un plato típico portugués es el cozido à portuguesa (un rico estofado a partir de la espinilla de la carne de res, cerdo, y, en algunas regiones, pollo servido con col, zanahorias, nabos, etc.).

Durante tus vacaciones gastronómicas en Portugal, debes comer Alheiras, que son una salchicha especie de salchichas realizadas con carne picada, pimentón y ajo. Existe una gran variedad de quesos portugueses. En las Azores, hay un tipo de queso elaborado con leche de vaca que es picante llamado Queijo de Sao Jorge. En los platos de comida no se suele incluir el queso, este se come antes o después de los platos principales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *