Tipos de camarotes en los cruceros


En Vuela Viajes os hemos hablado en varias ocasiones de los cruceros, siendo actualmente una de las formas de viaje más utilizadas gracias a que podrás visitar varias ciudades e incluso países en muy poco tiempo. Además, los buques actuales son verdaderas ciudades flotantes, con lo que durante el viaje disfrutarás de todas las comodidades que puedas necesitar y tendrás todo tipo de ofertas de entretenimiento.

Una de las cosas más importantes que debes tener en cuenta a la hora de elegir un crucero es el camarote, ya que será el lugar en el que vivas durante varios días, con lo que tiene que tener todas las comodidades que necesites para ello. Los camarotes se dividen en cuatro categorías, todas ellas con diferentes precios y características para que elijas la que mejor se adapte a ti.

Camarotes interiores


Son los más sencillos y los más económicos, y también los que menos prestaciones tienen. Son habitaciones que están muy bien ya que tienen cama, armario, cuarto de baño, televisión y casi siempre un pequeño sofá. El único inconveniente es que no tiene ventanas, con lo que puede ser un poco claustrofóbico, especialmente si el crucero dura más de una semana. Su tamaño es el de una habitación normal que puedes encontrar en cualquier hotel.

Camarotes exteriores


Son iguales que los interiores pero tienen una ventana, aunque es únicamente para que entre la luz y veas a través de ella ya que no puede abrirse. A pesar de ser la única diferencia que tienen con los interiores, son un poco más caros ya que una ventana en un barco da mucha vida.

Camarotes exteriores con balcón


Son más grandes que los anteriores y tienen la gran ventaja de que tienen un pequeño balcón, perfecto para poder sentarte a disfrutar del mar sin necesidad de salir a cualquiera de las cubiertas. Son más caros que los otros pero sin duda merece la pena invertir un poco más y poder tener un balconcito en el que relajarte o tomarte algo en algún momento del día mientras tienes todo el mar a tus pies.

Suites


Dependiendo de la compañía, pueden llamarse también “camarotes de categoría superior”. Son los más caros y el tamaño varía muchísimo, al igual que el precio. Los hay más sencillos de 30 metros cuadrados o espectaculares de más de 300 que tienen hasta un piano o varias habitaciones, teniendo también balcones, ventanas y todo tipo de lujos y comodidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *