Roma de vacaciones: Road Trip hasta la Costa Amalfitana

Roma-Coliseo
Los meses de julio, agosto y septiembre son ideales para visitar un país como Italia, pues su clima se hace muy agradable para salir a disfrutar de sus carreteras y de las diversas actividades que ofrecen sus ciudades. Si es la primera vez que viajas a este país, lo ideal es que conozcas sus principales joyas: Roma, Venecia y Florencia, aunque no estaría nada mal que luego de conocer la capital te escaparas hasta la costa amalfitana haciendo el recorrido que te traigo en este post. Por el transporte no te preocupes, toma la decisión ahora y alquila un auto en Roma a un buen precio, de esta manera tu Road Trip será seguro, muy cómodo y manejarás el tiempo a tu antojo.

¿Qué ver en Roma?

Al llegar a Roma será inevitable querer salir corriendo para conocer el Coliseo Romano, pero mantén la calma, porque lo más probable es que tengas que esperar un poco, pues como es de saberse, las colas son un poco largas debido a la gran cantidad de visitantes que recibe a diario. Lo mismo sucederá en el Foro Romano y en el Panteón, por lo que te recomiendo paciencia. Pero en Roma no solo son importantes estos lugares que te he mencionado, su historia y cultura van más allá de los espectáculos de gladiadores y las luchas entre fieras. Un punto claro por el que esta ciudad es reconocida también es el artístico, y muestra de ello se encuentra en la Plaza Navona, en donde reposa la fuente de Neptuno, la de los 4 ríos y la del moro. Y solo a unas calles de allí se localiza la famosa Fontana de Trevi, que es un poco más concurrida. Por ello te aconsejo que despiertes temprano y vayas por tu fotografía cuanto antes. ¡Ah! Y no olvides que de espalda a esta fuente debes asegurar tu regreso a Roma lanzando una moneda con tu mano derecha sobre tu hombro izquierdo.

Roma-monumento
Otro de los motivos que más impulsa a la gente a viajar a Roma es la posibilidad de conocer el Vaticano, pues es allí donde se alberga la “santa sede”, máxima institución de la religión católica y donde es posible apreciar la genialidad del famoso Migue Ángel en el fresco del “Juicio Final” y de otros artistas como Boticelli, Perugino y Rocelli en obras como la vida de Moisés y Jesucristo, distribuidas en paneles cercanos dentro de la capilla. Tu viaje allí estará completo cuando visites la basílica de San Pedro, los museos vaticanos y el castillo de San Angello. Es evidente que hay muchos más lugares para visitar, pero llegar a ellos depende del tiempo con el que cuentes en tus vacaciones. Por ahora, emprendamos nuestro recorrido hacia Nápoles.

Vaticano

¿Qué ver en Nápoles?

¿Sabías que en Nápoles se elabora la pizza más exquisita del mundo? Pues no te podrás ir de Italia sin comprobarlo. ÇDesde Roma solo te tomarán 2 horas y 20 minutos para llegar a este paraíso gastronómico. Puedes alquilar tu auto y permanecer allí solo un día para conocer sus principales atractivos tanto arquitectónicos como naturales. Claro que, si dispones de más tiempo, podrás alojarte allí un par de noches y conocer más detalladamente la ciudad. Hay varias empresas que ofrecen el servicio de guía, así que te será más fácil recorrer el centro histórico, la basílica gótica de Santa Clara, la catedral de Nápoles y la plaza del plebiscito. Esta última es muy portante porque reúne 3 de los edificios de mayor relevancia histórica de la ciudad: El Palacio Real, La Basílica de San Francisco y el Palacio de Salerno.

pizza-en-el-horno

Rumbo a la playa

Luego de esta genial visita no queda más que seguir el camino y encontrarse con el mar. Tienes 2 opciones en esta ruta: llegar hasta Sorrento e instalarte allí para disfrutar de la ciudad y la playa algunos días o emplear un día solo para conocerla toda, disfrutar de los paisajes desde la cima de los acantilados y emprender la marcha nuevamente hasta Amalfi.

playa
Si elegiste la segunda opción, entonces tu recorrido será de una hora aproximadamente. Al llegar encontrarás que esta parte de la costa italiana está bañada por el mar Tirreno y que cuenta con los paisajes más maravillosos de la costa, pues los colores intensos de la montaña se mezclan con los del mar llevándote a un éxtasis del que no querrás escapar.

Dependiendo del lugar en el que decidas hospedarte tendrás acceso a diferentes playas. Lo más natural es que esta ruta la estés realizando por la Vía Marconi, por lo que podrás llegar a una de mis playas favoritas, un lugar donde tu mirada se pierde fácilmente en el azul del mar Marina Grande. Más adelante, por la misma carretera, hallarás Arienzo, un municipio sereno en donde se localiza una de las playas más limpias y tranquilas de esta costa. Es ideal para relajarse mientras tomas un buen baño de sol, y de allí a solo 30 minutos finalmente estarás en Amalfi. Evidentemente, durante tu estancia allí podrás conocer algunos lugares que son de suma importancia para el municipio y sus habitantes, pero también podrás gozar de la playa, su arena y las vistas espectaculares que te ofrece cuando cae el atardecer.

Costa-Amalfitana
¿Conoces otra playa en la que los viajeros puedan sentirse a gusto mientras recorren la Costa Amalfitana? Déjanos conocer tu experiencia escribiéndonos en los comentarios y recuerda que, cuando retires tu coche del mostrador, debes informar acerca de tu plan y es deseable que preguntes por los costes adicionales que se pueden generar por peajes. De esta manera no tendrás cobros sorpresa más adelante. Si te ha parecido interesante este post, no te marches sin compartirlo.

Artículo recomendado: Los 10 pueblos costeros más bonitos de Italia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *