Visitas imprescindibles si viajas a Roma


Nadie puede negar que Roma es una de las ciudades más bonitas de Europa. La capital de Italia reúne todos los ingredientes necesarios para hacernos disfrutar de una escapada o unas vacaciones, ya que cuenta con numerosos atractivos turísticos (y no tan turísticos) que hacen que sea imposible aburrirse.

Si ya estás buscando ofertas en Voyage Privé para empezar a planificar tu viaje a Roma, te recomiendo que tomes nota de lo que te vamos a contar en este artículo, ya que mencionamos aquellas visitas que consideramos que son imprescindibles. ¿Te apetece saber cuáles son? ¡Sigue leyendo y toma nota!

Coliseo Romano

No es casualidad que cada año reciba la visita de más de 6 millones de personas. El que en la antigüedad era conocido como anfiteatro Flavio, se trata del anfiteatro más grande construido durante el Imperio Romano. Es un monumento impresionante con casi 2.000 años de antigüedad que cuenta con unas imponentes dimensiones de 188 metros de longitud, 156 metros de anchura y 57 metros de altura.

Coliseo-Romano

Foro Romano

Si hablamos del centro de la ciudad en la antigua Roma, tenemos que referirnos al Foro Romano como centro neurálgico sin lugar a dudas. La vida pública, económica y cultural de la ciudad se desarrollaba en este lugar tan importante que albergaba numerosos templos, además de puntos de interés tan conocidos como la Via Sacra (la calle principal), la Curia, la Columna de Foca, el Arco de Tito o el Arco de Severo Séptimo. Cuando estás allí te puedes imaginar lo que se sentía hace más de 20 siglos, cuando Julio César campaba a sus anchas como emperador romano.

Fontana di Trevi

Probablemente sea una de las fuentes más bonitas del mundo. Tiene más de 20 metros de anchura y 26 metros de altura, algo que ya dice mucho de su importancia. Se empezó a construir en el año 19 a.C y era el punto final del acueducto Aqua Virgo. Sin embargo, no se finalizó hasta 1762, cuando Giuseppe Pannini recogió el testigo de Nicola Salvi.

Si te preguntas por qué tanta gente se hace una fotografía en la Fontana di Trevi lanzando una moneda al agua, la respuesta es sencilla. El mito, creado por la película «Tres monedas en la fuente» de 1954, dice que si arrojas una moneda volverás a Roma. Si lanzas dos monedas encontrarás el amor con un italiano o una italiana, y si lanzas tres monedas te casarás con la persona que conociste.

Fontana-di-Trevi

Plaza de España

No es de extrañar que la Plaza de España sea una de las más visitadas de Roma. Su interminable escalinata, con nada más y nada menos que 135 peldaños, ha sido recorrida por millones de turistas y la hemos visto en numerosas películas. ¿Que por qué se llama Plaza de España? Porque desde el siglo XVII es allí donde está la ubicación de la embajada española.

Plaza Navona

Esta es otra plaza que no debes dejar de visitar si viajas a Roma. Allí se celebraban los juegos atléticos griegos, ya que hasta 30.000 personas podían acudir a presenciarlos. Sus tres fuentes (Fontana dei Quattro Fiumi, Fontana del Moro y Fontana del Nettuno) son sencillamente espectaculares.

Panteón de Agripa

Hay que decir que el Panteón de Agripa no solo impresiona por sus dimensiones, sino que también llama la atención por lo bien conservado que está a pesar de ser un lugar construido en el año 126 d.C. El Papa Bonifacio IV decidió convertirlo en una iglesia en el siglo VII. Lo que más fascina a los turistas es su cúpula, ya que es incluso más grande que la de la Basílica de San Pedro con un óculo de nada más y nada menos que 8,92 metros de diámetro, algo que permite que todo el Panteón se ilumine por dentro durante el día.

Agripa

La Capilla Sixtina

La Basílica de San Pedro y la Capilla Sixtina son dos de las joyas que puedes encontrar en El Vaticano. Se construyó entre 1473 y 1481 con el arquitecto Giovanni de Dolci al mando, pero lo más destacado es el trabajo de grandes artistas de la época como Botticelli, Perugino, Luca o Miguel Ángel, que se prestaron para llevar a cabo los frescos que recubren tanto el techo como las paredes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.