Qué visitar en Roma

Roma
Con más de 7.600 kilómetros de costa bañados por el mar Mediterráneo, Italia se ha convertido en un epicentro turístico global. Cuatro de sus ciudades se sitúan entre los 100 destinos más populares de todo el mundo, entre ellas, Roma se ubica como la más popular de todas. Tan sólo en 2019 logró posicionarse en el puesto número 17 del ranking sumando casi 10,32 millones de turistas. De acuerdo con Euromonitor, todos los turistas extranjeros registraron, al menos, una pernoctación.

Los habitantes procedentes de las regiones más septentrionales del continente europeo, se sienten fuertemente atraídos por su clima. Sin embargo, si hay algo que diferencia al país y lo visibiliza a nivel global, es su impresionante huella histórica reflejada en forma de arquitecturas, esculturas y arte en general. De hecho, Italia reúne más de 100.000 monumentos históricos, de los cuales, muchos se circunscriben a la época del antiguo Imperio Romano. De ellos, más de cincuenta han sido distinguidos por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, una cifra que supera a la mayoría de países.

Junto con otras ciudades como Venecia o Florencia, Roma constituye una suerte de museo al aire libre. Sus espacios urbanos conservan auténticas reliquias creadas por artistas de fama internacional como Rafael, Miguel Ángel o Leonardo Da Vinci.

A pesar de que, por todo lo que tiene que ofrecer, sea una de las ciudades más complejas de visitar, lo cierto es que es posible hacer una ruta turística en sólo tres días. ¿No te lo crees? Te recomendamos que visites esta web especializada en viajes de tres días, concretamente, su artículo centrado en qué ver en Roma en 3 días. ¡Te sorprenderá! Además, a continuación te proponemos algunas ideas para organizar tu viaje. ¡Presta atención!

Planificación de viaje a Roma en tres días

1º Día en Roma

En la mayoría de los casos, el primer día de un viaje tiende a ser más limitado que el resto. El tiempo de instalación en el hotel o el cansancio acumulado tras las horas de vuelo pueden traducirse en algunas restricciones por lo que es recomendable optimizar el primer día a partir de una ruta asequible. Algunos de los puntos que podrías visitar son:

Roma
Panteón de Agripa

Disfruta de la belleza y el ambiente que regalan las calles de Roma desde el momento en el que pongas un pie en ellas. En el centro, junto a la Piazza della Rotonda podrás encontrar uno de sus enclaves más icónicos: El Panteón. Es uno de los monumentos más emblemáticos y mejor conservados de la capital y, aunque a plena luz del día su presencia es sobrecogedora, por la noche no tiene ningún desperdicio. Acceder al interior es completamente gratis porque se trata de un templo cristiano. Alberga una de las obras de arte más importantes a nivel universal, su impresionante cúpula.

Piazza Navona

Se ha convertido en el epicentro de eventos deportivos pero también de combates entre gladiadores. Contiene tres de las fuentes más populares de la ciudad, una de ellas, la de los Cuatro Ríos de Bernini. Pero también la Iglesia Sant’Agnese in Agone y el Palazzo Pamphili.

Patear el centro y alrededores de Roma

Como una primera toma de contacto puedes hacer una ruta ligera por algunos de sus rincones históricos más populares: Piazza di Spagna, Templo di Adriano, Puente de Sant’angelo o Chiesa Nuova. Estos puntos se encuentran bastante concentrados por lo que no te exigirán desplazamientos demasiado amplios.

Otra buena manera de adentrarte en la ciudad es deambular por sus calles sin GPS o plano. La experiencia será mucho más relajada y mágica. Roma está lleno de monumentos por lo que acabarás encontrando zonas de interés de forma inevitable.

Roma
Trastévere

Lo más recomendable es visitarlo al anochecer. En apenas un lapso de dos horas podrás ver lo más importante de este popular barrio. Es conocida por ser una de las mejores áreas de Roma en lo que se refiere al turismo gastronómico. No sólo por una enorme variedad de restaurantes. También por sus precios especialmente asequibles en comparación con los que podemos encontrar en otras zonas más céntricas.

2º Día en Roma

Será el día que contarás con mayor disponibilidad horaria por lo que deberás aprovecharlo al máximo. ¡Toca recorrer la ciudad! Empieza cargand pilas con un buen desayuno. Por ejemplo, en la Plaza Navona puedes encontrar una gran cantidad de establecimientos económicos y de calidad.

Free tour por Roma

Si por algo destaca Roma, es por reunir una vasta oferta en materia de cultura y arte. Las referencias históricas de Roma se contextualizan en diferentes siglos y épocas por lo que, una buena debería incluir las referencias más emblemáticas de los períodos más importantes. Para agilizar tu ruta y optimizar tu organización, quizá sea una buena opción contratar un Free Tour. En un lapso de aproximadamente tres horas podrás recorrer algunos de los enclaves más destacados. Por ejemplo:

Altar de la Patria
Universidad Pontificia
Fontana di Trevi
Iglesia barroca más importante
Columna de Marco Aurelio
Plaza Navona
Palacio de Montecitorio

Coliseo Romano

Un tour por la ciudad consumirá casi toda tu mañana. Busca algún restaurante especializado en comida italiana y después dirígete hacia uno de los puntos imprescindibles: El Coliseo Romano.

Cuando te acerques a la emblemática construcción datada en el Siglo I, sentirás una sensación de familiaridad. El coliseo más grande del Imperio Romano ha protagonizado infinidad de campañas publicitarias y se ha convertido en el escenario de todo tipo de producciones de ficción como series o películas. Pero, ¡la realidad supera la ficción!

Entradas Coliseo romano:

La entrada estándar tiene un precio de 18 euros y se puede adquirir a partir de la página web oficial. También puedes contratar un servicio de visita guiada que incluye el Foro el Palatino y el Coliseo. Esta entrada está disponible en Civitatis. Es una buena opción porque al contar con un guía, tu visita se hace más productiva y además, abordas tres puntos clave. En realidad, de poco sirve estar allí si no conocemos cuál es su alcance simbólico o su papel dentro de la historia.

Por último, también puedes encontrar una entrada denominada ‘Full experience’. Con ella tendrás acceso a la arena del Coliseo, pero también te da acceso al Templo de Rómulo o al Museo Palatino nivel I, por ejemplo. Si buscas una visión más amplia, quizá sea esta la opción más recomendable para ti.

Roma
Monumento a Víctor Manuel II y Via dei Fori Imperiali

Lo más probable es que el monumento erigido en honor a Víctor Manuel II ya haya estado presente dentro de tu free tour. Si es así, debes saber que merece una segunda visita por la noche. Atravesar la Via del Fori Imperiali con vistas al Foro di Augusto hasta el Coliseo, es probablemente una de las experiencias más inolvidables. A lo largo del trayecto encontrarás a músicos callejeros dando un encanto bohemio, algo que se corona con la bonita iluminación nocturna.

Es uno de los puntos más populares. De hecho, los domingos cortan literalmente la vía y la convierten en peatonal. En el caso de que decidas hacer tu viaje en plena Navidad, no olvides visitarlo, en la plaza colocan el gigantesco árbol navideño de Roma.

3º Día en Roma

Para poder obtener el máximo rendimiento a tu escapada, lo más recomendable es que reserves un vuelo de regreso para el atardecer o la noche. Puedes aprovechar el último día a viajar en el tiempo hasta la Roma Imperial y, cómo no, a hacer una visita al Vaticano.

Free Tour Roma Imperial

Afortunadamente, puedes encontrar free tours por la Roma Imperial que suelen extenderse durante períodos aproximados de dos o tres horas y que cubren enclaves tan emblemáticos como:

Foro de Trajano
El Pórtico de Octavia
Vista del Foro Romano, el Coliseo y el Palatino.
Panteón de Agrippa
Templo de Adriano
El Campidoglio
El Teatro de Marcello
Boca de la Verdad

Vaticano
Vaticano
La ciudad santa alberga algunas de las obras de arte más importantes de la historia de la humanidad. En realidad, hay mucho por descubrir dentro del Vaticano, por lo que quizá lo más recomendable sea recurrir a una visita guiada.

En un principio, cuando nos planteamos una visita al Vaticano, podemos pensar qué es lo que vamos a ver exactamente. Aunque evidentemente tenga una implicaciones fundamentalmente religiosas, sus principales espacios de interés se componen por los Museos Vaticanos, lo cual equivale a una vasta selección de esculturas, pinturas y galerías. De hecho, la mayor colección de arte de la Iglesia Católica Romana que existe y en donde se integra la popular Capilla Sixtina.

Otro de sus puntos de interés principales es la Basílica de San Pedro. No sólo porque presente un diseño y una estética realmente majestuosos o porque conserve en su interior impresionantes obras de arte. También por su importante carga simbólica, al contener la tumba de San Pedro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.