Rodén, un pueblo de Zaragoza destruido durante la Guerra Civil, declarado Bien de Interés Cultural

Share on Facebook2Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Roden
A lo largo y ancho de nuestro territorio podemos encontrar numerosos pueblos abandonados. Sorprendentemente, algunos de ellos lo están desde la Guerra Civil. En Vuelva Viajes te hemos hablado de algunos de ellos como, por ejemplo, Belchite, en Zaragoza, uno de los pueblos fantasma más visitados de España. Hoy volvemos a trasladarnos a esta provincia aragonesa para descubrir otro pueblo abandonado. Se trata de Rodén, que ha sido noticia esta semana por haber sido declarado Bien de Interés Cultural.

Destruido en el periodo de 1936 a 1937, como consecuencia de la terrible Guerra Civil que vivió nuestro país a finales de los años 30, Rodén ha sido declarado Bien de Interés Cultural por el consejo de gobierno al considerarlo un lugar o paraje natural vinculado a sucesos o recuerdos del pasado. Hoy en Vuela Viajes queremos conocer más a fondo este rincón de Zaragoza. ¿Te gustaría acompañarnos?

Un pueblo que no aparece en los libros de historia

Son muchos los que conocen Belchite y su trágica historia. Sin embargo, a tan solo 27 kilómetros se encuentra otro pueblo que no suele aparecer en los libros de historia y que también sufrió las consecuencias de la Guerra Civil Española. De hecho, a día de hoy siguen encontrándose en el lugar casas desvencijadas y torres derruidas. Y eso que antes de la barbarie, el pueblo se componía de 80 casas coronadas por la iglesia y el castillo. Además, tenía ayuntamiento, colegio, comercios y molinos harineros y de aceite. Es importante tener en cuenta que nos estamos refiriendo a Rodén Viejo, un “apellido” que se le ha puesto para diferenciarlo del pueblo nuevo, que está construido en la parte baja, en un terreno llano.

Roden1

¿Qué paso en Rodén?

Hace unos años, un vecino de Fuentes de Ebro, municipio al que pertenece Rodén, creó la asociación Torre de Rodén con el objetivo de hacer valer el patrimonio de sus ruinas. Y es que no hay que olvidar que este lugar es mucho más que pedruscos. Eso sí, lo que pasó exactamente en este lugar no está claro. Algunos creen que las casas fueron asaltadas para conseguir materiales para construir parapetos y trincheras en el frente. Sin embargo, otros aseguran que fue arrasado por la artillería y bombardeado por los aviones antes del desmantelamiento. En cualquier caso, los 200 habitantes que por entonces vivían en el pueblo decidieron huir por su propia seguridad.

Monumento arquitectónicos de gran interés

Independientemente de lo que pasará en Rodén durante la Guerra Civil, el pueblo cuenta con monumentos arquitectónicos de gran interés. Además, destaca a nivel paisajístico, ya que parece una acrópolis al encontrarse en un montículo. Entre los edificios de interés se encuentra el Castillo de Rodén y la iglesia de San Martín. Uno de sus elementos más notable es la torre, que hace unos años tuvo que ser intervenida para consolidar su cubierta, ya que el agua que entraba estaba causando graves daños. Es importante tener en cuenta que esta torre está construida en sillares de alabastro, algo muy poco común en nuestro país.

Roden2

La declaración de Bien de Interés Cultural no es la meta

Gracias a la declaración de Rodén como Bien de Interés Cultural, se deberá redactar un Plan Especial de Protección del área. Eso sí, desde Fuentes de Ebro tienen muy claro que esta declaración no es la meta, sino que el objetivo es obtener recursos para poder recuperar los elementos patrimoniales castigados y generar un espacio turístico y visitable. Hasta que el plan no esté redactado, estará prohibida cualquier actividad que pueda deteriorar lo que queda de este pueblo.

Artículo recomendado: Craco, un fantasmagórico pueblo medieval abandonado en Italia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *