Qué hacer en Estambul


Estambul es una de las ciudades más antiguas del mundo. Si decides pasar tus vacaciones allí, seguro que encuentras un montón de actividades que puedes realizar solo o en compañía. Lo primero que debe hacer en Estambul es conocer y disfrutar la gastronomía local. El mejor lugar para comenzar es el típico restaurante de Kebabs. El Kebab es una típica comida del sureste de Turquía y, aunque es posible que estés familiarizado con la versión occidental, esta no tiene nada que ver con el Kebab turco original.

El Kebab tradicional puede ser cocinado al fuego o a la parrilla, pero si lo prefieres en la forma de sándwich, busca un Döner Kebab, que es el formado por cordero asado, entre dos rebanadas muy delgadas, de pan sin levadura con verduras y un yogur delicioso con un poco de salsa de ajo. El pescado fresco y los mariscos se pueden encontrar fácilmente y en abundancia en Estambul. Para aquellos a los que les gusta tomar una copa con la cena, el Raki es una bebida tradicional (con alcohol) hecha con anís y uvas, que siempre se sirve con el pescado.

Una vez que hayas degustado algo de la deliciosa gastronomía del lugar, podrás dirigirte al Gran Bazar. Encontrarás cerca de 4.000 comerciantes que venden sus mercancías en una serie de calles cubiertas. Cualquier cosa que desees, la puedes encontrar en Estambul: oro y plata, alfombras, pantuflas, botas, libros, bolsos y mucho más. Recuerda que en Turquía, los comerciantes suelen ofenderse si les pagas directamente lo que te pide, debes regatear.

Otra actividad que debes realizar es la de acudir a un típico baño turco. Solo asegúrate de comprobar la hora del baño en los locales que existen en la ciudad, ya que depende de tu sexo deberás ir a una hora u otra. Existen horas específicas para hombres y para mujeres por separado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *