Qué comer en Suecia


No cabe duda de que la gastronomía es un aspecto muy importante a tener en cuenta ya que servirá para disfrutar aún más cualquier ciudad o país que vayamos a visitar. Lo mejor al visitar una ciudad que no es la tuya es degustar los platos típicos, consiguiendo así probar una gran variedad de mezclas de diferentes culturas en cualquier lugar del mundo.

Hoy me gustaría hablar de la gastronomía sueca y de cómo es la comida en aquel país, que si bien no es uno de sus principales puntos fuertes, lo cierto es que tiene muchos puntos interesantes. Los suecos se caracterizan por la elegancia a la hora de comer, no solo por los platos elaborados sino por la decoración de la mesa, donde puedes encontrar candelabros, flores, cuberterías de plata, vajillas de lujo y cristalería de gran calidad. Toma nota de algunos detalles importantes que debes tener en cuenta para comer en Suecia:

– Suelen hacer caso a varias leyendas en lo que a comidas se refiere. Por ejemplo, la que más se sigue a rajatabla es la de comer sopa de guisantes secos con tocino los jueves, algo que se hace porque el rey Enrique XIV murió un jueves al comer eso mismo pero, en su caso, envenenado.

– La cocina sueca es muy variada en cuanto a los alimentos que utiliza, destacando en muchos platos el pescado y la carne. El pescado siempre suele ir sazonado con especias, escabechados y salsas. Muchos platos pueden ser algo agridulces y tienen un gusto diferente, pero lo cierto es que casi todos ellos están deliciosos.

– Resulta curioso que utilicen el azúcar para condimentar muchos platos, consiguiendo contrastes realmente interesantes. El plato más típico, el pato salado, lleva también azúcar y varios ingredientes que combinan a la perfección lo dulce con lo salado.

– Algunos de los platos más típicos son la carne ahumada, las salchichas, el reno ahumado o el pescado seco acompañado de pan dulce. Los alimentos frescos forman parte de muchas recetas típicas, como el lenguado, la gallina o las perdices.

– No pueden faltar unos cuantos dulces suecos, como por ejemplo el soufflé (de nata o chocolate), los merengues, helados o barquillos. La fruta suele consumirse en compotas y es muy raro que veas a alguien comiéndola al natural.

– En cuanto a las bebidas, las alcóholicas solo se sirven en restaurantes que tienen un permiso especial para ello, aunque siempre con limitaciones horarias. La mejor bebida local es la cerveza, que le hace muy buena competencia a la alemana. El aguardiente y el café sueco (muy aromático) son otras de las más consumidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *