Pasar unos días en Zaragoza

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Zaragoza tiene el encanto de las grandes ciudades de hoy en día. Moderna e histórica, se ha convertido en el centro de celebración de grandes eventos. Es una ciudad que se desborda a orillas del Ebro con una magnífica arquitectura moderna y una noche bulliciosa llena de entretenimiento. La Zaragoza milenaria nos cuenta un montón de historias que nos permiten pasar unos días maravillosos.

En Zaragoza han convivido durante algún tiempo de su milenaria existencia muchas civilizaciones que hoy podemos admirar en las construcciones más emblemáticas de una ciudad romana, mudéjar, barroca, neoclásica, modernista, renacentista, medieval. Tiene un gran legado histórico, unas tradiciones y una gastronomía en un gran marco de belleza natural. No te puedes perder una visita a la bella Basílica de Nuestra Señora del Pilar patrona de la ciudad. Es el máximo exponente del barroco español.

La Zaragoza de herencia árabe nos llevará al famoso Palacio de la Alfajería del siglo XI, que durante su historia acogió a personajes como los Reyes. Tampoco puedes perderte la Lonja en la Plaza del Pilar; las murallas romanas que en su tiempo guardaban la ciudad, los museos de la época romana, etc. Pero Zaragoza también es naturaleza y no puedes dejar de presenciar la caída del sol junto con el paisaje del Ebro.

Si tienes tiempo, encárgate de organizar una visita a la arboleda de Macanaz. Cerca de ella encontrarás el conocido como puente de Santiago. Está claro que Zaragoza es un lugar perfecto pasa pasar unos días de entretenimiento y a la vez relax.

2 comentarios

  1. Sin duda Zaragoza es una ciudad fascinante como bien queda reflejado en tu artículo. A los lugares que mencionas hay que añadir, entre otros, la Seo del Salvador (la otra catedral, pues el Pilar es catedral-basílica, y Zaragoza es la única ciudad del mundo que tiene dos catedrales católicas), con su museo de tapices (considerada la mejor colección del mundo), los museos de Bellas Artes, Camón Aznar, diocesano y Pablo Gargallo, el rosario de cristal, las ruinas romanas del teatro, el foro y las murallas, entre otras, el recinto de la expo 2008 y los parques Primo de Rivera y Luis Buñuel, el tapeo el el Tubo y en la plaza Santa Marta, el famoso El Plata (el último café-cabaré del mundo), los palacios renacentistas y las iglesias mudéjares y barrocas, como San Pablo, San Felipe, Santa Isabel, San Miguel, San Carlos, etc…
    Pero efectivamente, Zaragoza es una ciudad privilegiada por su unión con la naturaleza. Probablemente ninguna de las grandes ciudades de España pueda ofrecer una comunión tan magnífica entre ciudad y naturaleza. La gran joya en este aspecto, única en España, es el río Ebro. Son 9 quilómetros de río dentro de la ciudad, 18 si contamos las dos riberas, más de 30 si contamos que en casi toda su longitud es posible pasear tanto en la zona urbana como abajo, a ras de agua. Todo un descubrimiento que os invito a que conozcáis.
    Espero que os resulte interesante y vengáis a conocerlo en persona.
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *