Los árboles de Navidad más sorprendentes del mundo


Si hay algo que no puede faltar en las casas durante esta época del año es un árbol de Navidad que invada a todos con el espíritu navideño. Por supuesto, este símbolo navideño tampoco puede faltar en las plazas y en los lugares más emblemáticos del planeta.

Aprovechando que es Nochebuena, hoy en Vuela Viajes vamos a hacer un recorrido por algunos de los árboles de Navidad más impresionantes del mundo, ya sea por su tamaño, su decoración o su originalidad. ¿Te apetece acompañarnos?

Madrid

En primer lugar queremos hablar del árbol de Navidad de Madrid, que tiene 35 metros de alto. Lo curioso de este árbol es que Loterías y Apuestas del Estado ha pagado este año 100.000 euros por su patrocinio. Además, es el protagonista, junto a Montserrat Caballé y Rafael, del anuncio más comentado de los últimos tiempos.

Gubbio

Para impresionante el árbol de la ciudad de Gubbio, en Italia, considerado como el más grande del mundo. Este árbol, que se monta desde 1981, tiene 650 metros de alto por 350 de ancho y alumbra la ladera del monte Ingino. La red de cables que forma este original árbol supera los ocho kilómetros.

Río de Janeiro

También nos ha impresionado el árbol de Navidad ubicado en la Laguna Rodrigo de Freitas, en Rio de Janeiro, Brasil, considerado como el árbol de Navidad flotante más grande del mundo. Y es que tiene una altura de 85 metros y 522 toneladas de peso, además de 3,3 millones de luces.

Washington

También impresiona el árbol del Capitolio en Washington DC, que fue instalado por primera vez en 1964. Tiene 26 metros de altura y procede del Bosque Nacional de Colville.

Dortmund

No podía faltar en esta lista el árbol de Navidad de Dortmund, el más grande de toda Alemania y uno de los más grandes del mundo. Se trata de un abeto noruego de 45 metros de altura iluminado con 48.000 luces y 20 velas, cada una de ellas de 2,5 metros.

Nueva York

Terminamos nuestro repaso por los árboles de Navidad más impresionantes del mundo con el de Rockefeller Center de Nueva York, una tradición que se inició en 1931, cuando los trabajadores que construían el complejo plantaron en el terreo un pequeño árbol de Navidad. Este año está iluminado por más de 30.000 luces de colores (LED) y está coronado por una estrella de cristal de Swarovski.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *