Los 10 pueblos más bonitos de Francia

pueblo-Francia-Vouvant
Francia tiene el privilegio de ser uno de los países más visitados del mundo. La culpa la tiene París, su capital, que con la Torre Eiffel como bandera atrae a quienes desean hacerse un ‘selfie’ a los pies de semejante monumento repleto de historia.

Afortunadamente hay mucho más que visitar. Por ejemplo, los pueblos más bonitos del país, que como podrás comprobar merecen toda nuestra atención.

1- Riquewihr

Riquewihr
En el departamento de Alto Rin, en la región de Alsacia, poco más de 1.000 personas se han acostumbrado a recibir la visita de turistas que llegan con ganas de disfrutar de su belleza. La Segunda Guerra Mundial le hizo mucho daño, pero se mantiene en pie como pueblo amurallado que no permite la entrada de coches y que te invita a ver construcciones como la torre Dolder, que data del siglo XIII y tiene unos 25 metros de altura.

2- Bayeux

Bayeux
Es un pueblo de la región de Normandía que apenas tiene 14.000 habitantes. Es conocido por el tapiz del siglo XI que lleva su nombre, pero también se habla de Bayeux por ser la primera ciudad liberada por los Aliados después del famoso desembarco de Normandía en 1944. Eso hace que haya una mezcla de arquitectura moderna y antigua que capta rápidamente la atención de quienes lo visitan.

3- Cassel

Cassel
Está en la región Norte-Paso de Calais y tiene una población que no llega a los 2.500 habitantes. Desde la cima de su monte, donde por cierto hay un bonito molino del siglo XVIII, es posible contemplar la belleza del lugar. Igual de recomendable es desfilar por la Gran Plaza empedrada y perderse entre sus casas más antiguas.

4- Èze

Eze
Cuando hablé de los pueblos más bonitos de la Costa Azul no pude olvidarme de Èze, que también puede ser considerado como uno de los más destacados de Francia. Si te mueves por Cannes o por Niza, deberías parar y subir hasta lo más alto del pueblo, que está a 1.400 metros de altura sobre el nivel del mar. Eso ya de por sí es un reclamo, puesto que ofrece unas privilegiadas vistas del mar Mediterráneo.

5- Gordes

Gordes
Este otro pueblo también está en la Costa Azul, aunque no se encuentra bañado por el mar como Èze. Está a 370 metros de altitud y es romántico como pocos, motivo por el cual muchos artistas han decidido pasar una temporada allí en busca de la inspiración que tanto cuesta encontrar en la gran ciudad. Sus campos de lavanda son todo un regalo para la vista y para el olfato.

6- Dinan

Dinan
Poco más de 10.000 personas viven en este pueblo ubicado en la región de Bretaña. Dinan tiene mucho que ofrecer a quien la visita, como por ejemplo una oferta gastronómica que atrapa desde el primer momento: crepes, vino blanco, ostras… Después de comer, nada mejor que pasear por sus calles adoquinadas y respirar el ambiente medieval que todavía reside en esta localidad considerada como considerada como Ville d’art et d’histoire desde 1984.

Rochefort-en-Terre

Rochefort-en-Terre
Su historia como Petite Cité de Caractére se remonta al siglo XX, que es cuando un estadounidense nacido en Francia y llamado Alfred Klotz compró el viejo castillo del pueblo. Dicho castillo está abierto al público y no solo sirve para mostrar sus cuadros, sino que también se exhiben exposiciones sobre la vida rural en Bretaña, que es donde se asienta Rochefort-en-Terre. El pueblo no llega ni a los 1.000 habitantes y sus casas son una especie de popurrí arquitectónico, ya que hay casas de madera de estilo rústico que se mezclan con mansiones renacentistas y casas de campo del siglo XIX.

Cluny

Cluny
Es conocido por la abadía de Cluny, que es precisamente la que dio nombre al pueblo. Su monasterio del siglo X es un atractivo turístico para quienes visitan la región de Borgoña, aunque tampoco se quedan atrás los campos verdes que completan un paisaje idílico.

Vouvant

Vouvant
Si lo que quieres es rodearte de naturaleza y respirar aire limpio, Vouvant es una de las mejores opciones en territorio galo por la sencilla razón de que se encuentra en el extremo norte de un bosque. Está en el departamento de Vendée y su población no llega a los 1.000 habitantes, algo que habla por sí solo de la tranquilidad que se respira allí. Además, también te gustará saber que hay un puente del siglo XIV que atraviesa el río Loira y que conserva sus murallas originales.

Porquerolles

Porquerolles
Porquerolles es otra de las joyas de la Costa Azul. Es un pueblo y una isla ubicada en el archipiélago de las Îles d’Hyères, en la región Provenza-Alpes-Costa Azul. Allí viven poco más de 200 habitantes, así que los turistas que lo visitan lo hacen en busca de sol, playa y relax.

Artículo recomendado: Los castillos más bonitos de Francia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *