Las espectaculares Fragas do Eume en Galicia


Por todos es sabido que en Galicia se pueden encontrar paisajes realmente espectaculares, y uno de ellos es del que voy a escribir ahora. De hecho, es la belleza natural más impresionante que puedas encontrarte en tierras gallegas. Me refiero a las Fragas do Eume, uno de los bosques atlánticos mejor conservados de Europa. En sus 9.000 hectáreas hay bosques vírgenes, ríos y una belleza sin igual. Por desgracia, el año pasado sufrió un grave incendió que dañó una parte importante, pero aún así sigue mereciendo la pena ir allí.

Este parque natural pertenece a tres municipios diferentes: As Pontes, Pontedeume y Monfero, todos ellos pertenecientes a la provincia de La Coruña. La mejor forma de conocerlo a fondo es a pie, y además hay varias rutas para que puedas conocer las partes más interesantes. Si prefieres otro medio, puedes hacerlo en bicicleta, a caballo y hasta hay partes que podrás recorrer en piragua.

Mucho verde

Aunque haya muchas partes que necesitarán unos años para renacer de sus cenizas, perdura muchísimo verde y mucha belleza. Entre sus especies vegetales hay cientos de robles, chopos, fresnos, helechos (más de 20 especies) o líquenes. La vegetación en tan amplia que en muchas partes no llega la luz de lo frondoso que es el bosque. Todo ese verde se entremezcla con ríos, fuentes y cascadas preciosas.

Monasterio de Caaveiro

Rodeado de un bosque infinito, este monasteiro tiene más de 10 siglos de historia y desde él podrás disfrutar de las vistas más espectaculares de las Fragas do Eume. Está semiescondido entre el bosque y hasta el llegas caminando ya que un par de kilómetros antes se cierra el paso a vehículos, pero solo tendrás que cruzar un puentecito y caminar unos minutos. Yo he estado un montón de veces y es un lugar realmente mágico. La entrada es gratuita y hay visitas guiadas cada 45 minutos.

Cómo llegar

Las Fragas do Eume tienen cuatro portales de acceso que no se comunican entre ellos, siendo el más utilizado el que da acceso al monasterio. Al ser las laderas inclinadas, solo se permite esta entrada siguiendo el curso del río a través de Ombre, una aldea a 10 kilómetros de Pontedeume. El acceso con vehículos está mucho más restringido los fines de semana, pero en esa entrada hay transporte colectivo que lleva hasta el puente de A Figueira, que es el que está más cercano al monasterio.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *