La Ruta del Jamón en Huelva


No cabe ninguna duda de que uno de los grandes atractivos de nuestro país es la gastronomía, que tiene fama de ser una de las mejores del mundo, por lo que al viajar por nuestro país es prácticamente obligatorio dejarse seducir por la multitud de sabores y texturas que ofrece. Gracias a ese éxito se pueden encontrar diferentes rutas para saborear algunas de las delicias más exquisitas que tenemos en las diferentes Comunidades Autónomas.

Hoy me gustaría escribir sobre la Ruta del Jamón que hay en la provincia de Huelva y que te llevará a pasar por varios pueblos como Jabugo, Alajar o Santa Ana La Real. El jamón de Huelva es uno de los mejores de nuestro país y, por lo tanto, del mundo. Se elabora con cerdos ibéricos que se crían en las dehesas viviendo en casi libertad y que se alimentan de bellotas. Un manjar delicioso que además tiene muchísimas propiedades nutricionales.

La ruta comienza en Aracena, una localidad que tiene un pasado arqueológico muy importante y que ya que estás allí merecerá la pena conocer algunos de los monumentos y edificios que hay. Allí encontrarás muchos lugares en los que poder degustar un jamón realmente exquisito. De ahí seguimos la ruta hacia Alájar, donde además de comer jamón puedes encontrar calles muy pintorescas.

Se sigue después hacia Fuenteheridos, un pueblo blanco precioso que está declarado Conjunto Histórico – Artístico en el que puedes visitar la “Fuente de los Doce Caños” y los Jardines de Onuba, en donde hay una gran variedad de especies vegetales. La ruta sigue hacia Castaño del Robledo, en donde verás un bosque de robles espectacular. A 6 kilómetros de allí está Jabugo, una de las localidades más importanes dentro de la ruta.

Jabugo es una localidad conocida en todo el mundo por tener, probablemente, el mejor jamón serrano del mundo. Allí hay pasajes espectaculares como la Cueva de la Mora o El Becerro, ambos con una gran importancia arqueológica. De Jabugo hay que dirigirse hacia Santa Ana la Real, un pueblo en el que hay muchos olivos, encinas, alcornoques y castaños.

Por último, hay que llegar hasta Almonaster la Real, una localidad en la que hay una mezquita y un castillo que son espectaculares y que datan de la época islámica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *