La historia de Hanói


Hanói, la capital de Vietnam, es una elegante ciudad situada a orillas del río Rojo. La ciudad es muy tranquila debido a la paz que le propina el lago Hoan Kiem, situado en el centro. Al norte del lago, encontrarás las bulliciosas calles del Casco Viejo. Cada calle lleva el nombre de los diferentes comercios a los que se dedican las tiendas allí ubicadas. Gran parte de la ciudad fue transformada por los franceses cuando se convirtió en un protectorado francés en 1880.


Existen amplias avenidas y grandes edificios coloniales de aquella época francesa, que son ahora el hogar de los departamentos gubernamentales y embajadas extranjeras. Los habitantes se sublevaron y mantuvieron una larga lucha con los franceses hasta 1954, año en el que Hanói se convirtió en capital por excelencia. Años después comenzó la guerra entre EE.UU. y Vietnam, que duraría hasta 1975, año en el que los americanos se retiraron.


Durante muchos años, Hanói, mantuvo la fama de ser una ciudad austera, pero eso sí, cuidaba mucho de sus visitantes. La vida era dura para los residentes de la ciudad. Piensa que el país debía ser reconstruido después de tantos años de enfrentamientos. La ciudad había sido bombardeada continuamente por los norteamericanos durante la guerra de Vietnam.

Después de años de una gran inflación, pobreza y represión, el gobierno introdujo una reforma económica en 1986, que permitía a los habitantes poder tener sus propios negocios. En la actualidad Hanói se ha transformado completamente y los turistas quedan hechizados por la ciudad y sus habitantes. Los precios de los hoteles han aumentado bastante los últimos años debido a la gran demanda que existe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *