La gran belleza de la Cuenca del Uvs Nuur en Rusia y Mongolia

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


En varias ocasiones os he comentado que me encanta ver programas y documentales de viajes para poder sorprenderos con nuevos destinos y, cómo no, soñar con poder visitar algún día los lugares más mágicos del planeta. El pasado fin de semana vi un documental sobre un lugar natural que me dejó impactada por su belleza: la Cuenca del Uvs Nuur, que está en Rusia y Mongolia.

Es una cuenta endorreica que está formada por miles de lagos de diferentes tamaños, lo que forma un espectacular espejo de agua que recorre más de 3.000 kilómetros cuadrados. Pertenece a dos países diferentes, Mongolia y Rusia, pudiendo verlo en el primero en las provincias de Uvs, Zavhan y Hövsgöl y en el segundo en Tuyá, en la parte centro-sur del país.

Un paraíso


Este increíble lago de agua salada está intacto, y si por televisión y en fotografías es espectacular, imagino que estar allí tiene que ser una experiencia única. La gran amplitud que tiene la cuenca hace que tanto la flora como la fauna de la zona sea realmente espectacular, con más de 200 especies de aves que sobrevuelan ese lugar. Además, hay una gran variedad de montañas, glaciares, pantanos, desiertos y bosques, así que el paisaje natural sin duda os dejará con la boca abierta.

De interés


Destaca también la gran variedad térmica que puedes encontrar en función de en qué parte de la cuenca estés, de la estación del año o del momento del día que sea. Tanto es así, que en tu visita puedes encontrarte la “salvajada” de 50 grados bajo cero o los 40ºC. Increíble pero cierto. Por último, en esta zona se han encontrado tumbas que se han convertido en Patrimonio de la Humanidad gracias a las variadas civilizaciones que allí habitaron, como los turcos, mongoles o hunos, que se quedaban allí a su paso por Europa y Asia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *