La cocina suiza


La cocina suiza está influenciada por muchas de sus vecinas: la cocina italiana, la francesa y la alemana. Sin embargo, los suizos también tienen algunos platos únicos. Ser un país de agricultores desde hace mucho tiempo hace que sus mejores platos estén protagonizados por las patatas y el queso, aunque no podemos olvidarnos de exquisiteces como el chocolate.

Existen cuatro regiones lingüísticas en Suiza, la alemana, la francesa, la italiana y la romanche (se habla casi exclusivamente en el Cantón de los Grisones) y cada una de ellas también ofrece algunos platos especiales a todos los que deciden visitar Suiza. Como te comentábamos, el queso es uno de los alimentos más conocidos de Suiza. Algunos de los más famosos son:

– El Emmental: de color amarillo, de dureza media y característicos agujeros grandes
– Gruyere: un queso amarillo duro con base de leche de vaca
Vacherin: un queso blando, rico y de temporada que tiene una corteza pálida de color amarillo grisácea. Este se comercializa en una caja de madera y se puede servir caliente en su embalaje original como si fuera una fondue.
– Appenzell: queso duro de leche de vaca que es producido en la región de Appenzell en el noreste de Suiza.

En Suiza, el desayuno y la cena deben disfrutarse con algunas rebanadas de pan con mantequilla y mermelada. Una amplia variedad de panes están disponibles en Suiza. Las tartas y quiches son también platos tradicionales suizos. En Suiza hay un gran número de platos regionales como por ejemplo el zurigschnatzlets que son finas tiras de carne de ternera con champiñones en salsa de crema servida con rösti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *