Hotel atendido por rubias en las Maldivas


Los empresarios siempre buscan formas de llamar la atención para que la gente compre sus productos o contrate sus servicios, pero la verdad es que esta vez me he quedado atónita, por no decir flipada. Dándole una vueltecita al globo terráqueo para escribir algo original, me encuentro con las maravillosas Maldivas, un lugar en el que a todos nos encantaría perdernos alguna vez en la vida. Pues bien, investigando sobre este paraíso asiático me encuentro con un curioso lugar que ha acaparado toda mi atención: un hotel atendido por rubias. Solo por rubias.

La original idea salió de una empresa lituana hace unos meses, Olialia se llama la empresa (que traducido viene a ser ¡Oh la lá!). Pues bien, esta gente quiere inaugurar un resort de lujo de lo más exclusivo y su anuncio de personal fue bastante claro: solamente las rubias tendrán opciones de trabajar en él, sea cual sea el puesto, desde vender una coca-cola a pie de playa hasta dirigir el restaurante. No importa. O eres rubia o no puedes trabajar.

Se ofrece a los clientes una exclusividad que comenzaría desde el avión, ya que llegarían a la isla en vuelo chárter donde tanto las azafatas como los pilotos han de ser rubias. Por supuesto, diversas organizaciones de Maldivas han puesto el grito en el cielo y cientos de denuncias por considerarlo abusivo, racista, sexista y discriminatorio, porque además la ley dice que los empleados del sector deben ser en un 50% locales, y como por allí no proliferan mucho las rubias no podría cumplirse eso. Ahí andan en reclamaciones varias pero esta gente de momento no se ha retractado y sigue adelante con el proyecto.

Ante tanto revuelo, la empresa se apresuró a matizar el anuncio y decir que las morenas locales también podrán trabajar, pero que cuando vean lo guapas y monas que son las rubias querrán estar como ellas y se teñirán. Lo mejor es que Oliala dice que la idea es eliminar la famosa imagen de que las rubias son tontas para que se vea lo bien que trabajan. Yo, sinceramente, creo que más tontas serán las que se tiñan para poder trabajar ahí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *