Gastronomía en Bélgica


Bélgica es un país con muchísimos atractivos en cualquiera de sus ciudades y pueblos. Probablemente, lo primero que se te viene a la mente al pensar en este país es el chocolate y la cerveza, dos de las cosas que más han exportado al mundo, pero lo cierto es que hay otras muchas riquezas que merece la pena descubrir.

Hoy me gustaría hablarte de la gastronomía belga y todo lo que puede ofrecerte, que aunque no sea muy famosa en todo el mundo sí que tiene un montón de exquisiteces que debes probar cuando viajes allí. Toma nota de lo más interesante:

Chocolate: Sin duda lo más famoso y que te encontrarás en cualquier rincón del país, con diferentes texturas, formas, sabores y hasta colores. Hay establecimientos que tienen escaparates que parecen auténticas obras de arte, y muchos de ellos con una fuente que en vez de agua tiene chocolate. Una maravilla, sobre todo si te gusta.

Moules: Es uno de los platos más típicos y que te encontrarás en prácticamente cualquier restaurante que sea belga (obviamente, en uno italiano no lo vas a encontrar). Son mejillones que se cuecen y se acompañan de una salsa y patatas fritas. Un plato muy sencillito pero delicioso.

Pescado: Es el alimento que más aparece en esta gastronomía, además del marisco. Los arenques, las anguilas y las sardinas son los más típicos y nunca faltan en cualquier restaurante, cocinándose de varias maneras y con diferentes complementos y condimentos para que cada plato sea único.

Patatas: También aparecen en muchos platos. Además, las puedes encontrar en puestos ambulantes en cualquier rincón, tanto asadas como fritas o guisadas. Hay platos que son únicamente patatas con distintas salsas.

Comida rápida: No tiene nada que ver con la que conocemos de aquí ya que allí la hay en muchos puestos ambulantes y puedes encontrar arenques, patatas, salchichas, jamón, queso o diversos bocadillos calientes. Ideal para probar un día que no tengas mucho tiempo para comer.

Menús: Si vas a comer en algún restaurante y no sabes muy bien que pedir, allí se suele pedir de primero una sopa, un entrante que tenga pescado o marisco, un plato con carne y patatas o verduras y después el postre. Más o menos como aquí, pero el pescado suele tomarse más como entrante que como primer plato, aunque eso desde luego va en el gusto de cada uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *