Las ciudades más importantes de Estonia

Tallin
Pocos eran los que creían que las Repúblicas Bálticas (Lituania, Letonia y Estonia), que pertenecieron a la URRS hasta 1991, fueran a tener un crecimiento tan rápido tras independizarse de la potencia que las absorbía. Sin embargo, estos tres países se han abierto al mundo orgullosos de su historia, su cultura, sus paisajes y, por supuesto, su gente. Como resultado, el crecimiento del turismo en la zona ha sido considerable.

Hoy en Vuela Viajes queremos centrarnos en Estonia, un país pequeño en extensión pero repleto de posibilidades para hacer turismo. Situada en el noreste de Europa, esta república ofrece rincones naturales espectaculares y ciudades que vale la pena conocer. A continuación vamos a hablarte de las más importantes, basándonos en el número de habitantes. ¿Te gustaría acompañarnos?
SEGUIR LEYENDO “Las ciudades más importantes de Estonia”

Los destinos más baratos de Europa

San Petersburgo
Tenemos la suerte de vivir en un continente con mucho que ofrecer, entre otras cosas gracias a que historia y modernidad conviven de una manera única. De hecho, a pesar de que Europa es bastante pequeña, sobre todo si la comparamos con otros continentes, alberga diferentes lenguas y culturas. Éste es uno de sus principales encantos. Afortunadamente, hoy en día muchas compañías low cost ofrecen vuelos a precios muy bajos, permitiéndonos conocer buena parte del viejo continente.

Si te apetece hacer una escapada a algún rincón de Europa pero no dispones de mucho presupuesto, te recomendamos que no te pierdas nada de lo que te contamos a continuación, ya que hoy vamos a proponerte un montón de destinos interesantes y, lo más importante, económicos. Se trata de propuestas que nos ofrecen desde Trivago. ¿Te gustaría acompañarnos?
SEGUIR LEYENDO “Los destinos más baratos de Europa”

Qué ver en Tallín


En el norte de Europa junto a Finlandia, encontramos un país báltico bastante desconocido en general: Estonia. Y allí está Tallín, su capital, una ciudad muy bella que merece una visita. Anótala en tu lista de lugares a los que tienes que viajar alguna vez, porque merece la pena.

Tallín es una ciudad amurallada que guarda con celo uno de los cascos antiguos medievales mejor conservados del mundo. Eso le ha valido el título de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La gran abundancia de monumentos que visitar, el arte y la arquitectura que encontraréis, la convierten en el destino perfecto si lo que te apetece es una escapada cultural.
SEGUIR LEYENDO “Qué ver en Tallín”

Viajar a Tallin


Tallin parece el escenario de esas películas de hadas y príncipes que Disney siempre nos ha mostrado en la pantalla. Su casco antiguo es impresionantemente bonito. Esta completamente empedrado, lleno de castillos y torres de majestuosas iglesias que hacen que resalte esa mezcla tan heterogénea entre la arquitectura barroca y la medieval. Es la capital de Estonia, y ha sido denominado como la “Nueva Praga”, aunque es mucho más compacta por lo que los desplazamientos son mucho más fáciles para los visitantes.

Hasta 1991, Tallin estaba sometida al régimen soviético, pero desde que se liberó en una revolución sin derramamiento de sangre, ha conseguido que el cambio del comunismo al capitalismo la convierta en una ciudad mucho más atractiva y moderna. Marx ya no está y los teléfonos móviles no paran de sonar por toda la ciudad. Los cafés ofrecen Wifi a los viajeros y los lugareños están abiertos a la utilización de cualquier tipo de modernidades que beneficien a su bonita ciudad.


En la periferia del núcleo antiguo encontramos los nuevos barrios que continúan poco a poco con su expansión. Allí encontrarás elegantes hoteles y toda una serie de edificios que albergan importantes empresas nacionales e internacionales. Estonia continúa prosperando gracias a su adhesión a la UE en 2004.


Cualquier persona que llegue a Tallin con las imágenes anacrónicas del viejo bloque soviético de la ciudad se sorprenderá al ver este nuevo horizonte con un núcleo urbano con tanto encanto. Las iglesias rusas ortodoxas y los monasterios dominicanos comparten calle con las antiguas casas de los mercaderes y las salas de reunión medievales. Lo mejor es que el centro lo recorras a pie.