Descubrir la belleza de las Gorges du Tarn


De los siete parques nacionales franceses, el Parque de Cévennes es el más extenso. Situado en la región del Languedoc-Rosellón, al sur de Francia, en el se ilustra la riqueza y la diversidad de una región protegida. El río Tarn que transcurre por la ladera del Mont Lozère, ha ido formando a lo largo de las épocas un profundo y espectacular desfiladero, donde la práctica de deportes de riesgo se convierte en uno de los principales atractivos del lugar. Descensos en canoa o kayak, espeleología, escalada o cañoning satisfarán las expectativas de los más aventureros, pues el cañón reúne las condiciones idóneas para la práctica de estos deportes.


En un recorrido de extraordinaria belleza, a través de una de las zonas menos pobladas de Francia, los amantes del senderismo también encontrarán rutas fascinantes. Sus características paisajísticas permiten realizar diferentes rutas: a pie por los desfiladeros o descender a remo por el río.

En las proximidades de las Gorges du Tarn podemos descubrir algunos de los pueblos más bellos de la región de Lozère:


Sainte Enimie. Ciudad medieval con calles adoquinadas, ubicada en el centro del desfiladero que posee una hermosa iglesia del siglo XII. En sus alrededores se encuentran el Castillo de Prades, la villa de Castelbouc e Igloos de Causse de Sauveterre, construidos en piedra.


Florac. Siutada en el Parque Nacional des Cévennes, a la entrada de las Gorges du Tarn, en el se pueden visitar el antiguo castillo de Florac y el manantial du Pêcher.

Alès. Llena de historia y de turismo industrial. Posee el museo de arte Pierre André Benoit, las minas y su colecciones geológicas de la escuela de minas de Alès, así como el festival de teatro en el mes de julio.


Le Rozier. Punto de partida hacia las Gorges de la Jonte, posee una iglesia románica del siglo XII y es un espacio protegido para los buitres en libertad.

Anduze. Entre sus atractivos destaca el recorrido en tren de vapor a través del Parque de Cévennes, el museo de la música que recopila más de 1200 instrumentos de todo el mundo o la gruta del Trabuc, entre otros.

Volcanes en Cataluña


Olot y Besalú

En la comarca de la Garrotxa, próxima a Girona, se encuentra la hermosa localidad de Olot, famosa por su gran variedad y exquisitez de embutidos. Pero, además, esta capital de comarca cuenta con una gran variedad de lugares interesantes, en un entorno volcánico.

La casa museo de Can Trincheria dedicada a la etnografía y las bellas artes, los jardines de Torre Malgrida, el teatro municipal o el Claustro del Carmen, entre otros, conformarían un interesante recorrido. Por otro lado, Olot también ofrece una rica actividad cultural que va desde la ferias tradicionales, hasta las muestras de arte contemporáneo.

Besalú es una encantadora y famosa villa medieval, cuya construcción más emblemática es el puente sobre el río Fluvià. Es una de las pocas ciudades que conservan casi intactas sus históricas edificaciones, además de estar rodeada de espacios verdes, idóneos para practicar el senderismo.


La Fageda d’en Jordà

Es la más espectacular de las reservas naturales del Parque Natural de la Zona Volcánica de la Garrotxa. Está surcada por varias rutas de senderismo, entre bosques de hayas, que pasan por las poblaciones de Olot, Santa Pau y Les Presses.
De entre la treintena de volcanes que se pueden visitar, los más famosos son el Santa Margarida y el Croscat. Uno por ser el más fotografiado y el otro por ser el último que erupcionó.

Si sus paisajes son espectaculares, también lo es la gastronomía volcánica, llamada así porque en 1994 se creó el grupo de Cocina Volcánica que aglutina los mejores chefs de la zona. El estilo de sus platos se basa en la creatividad y la originalidad, y sorprende por la tradición de las recetas medievales.

Parque Nacional de Yosemite


El Parque Nacional de Yosemite es una de las zonas verdes más conocidas del mundo. Se encuentra a unos 350 kilómetros de San Francisco en Estados Unidos y está formado por la conocida Sierra Nevada con sus enormes rocas que le hacen ser un destino ideal para los 3 millones de turistas que, aproximadamente, recibe al año.

Yosemite recibe excursionistas desde 1890. Tiene un total de 800 millas de senderos y se pueden subir alturas de hasta 13.000 pies. El Valle ofrece un servicio de autobús gratuito. Encontrarás varias tiendas y podrás alquilar bicicletas. En invierno podrás disfrutar de su pista de hielo. Los ciclistas pueden disfrutar de siete millas de duro recorrido. Para los escaladores es todo un paraíso. Encontrarán una gran selección de inmensas rocas a las que subir recorriendo Tuolumne Meadows. El descenso y el esquí de fondo también tienen cabida durante los meses de invierno.


Ten cuidado con el alojamiento, ya que si no reservas con bastante antelación no podrás alojarte en Yosemite Valley. Encontrarás 3 campings muy solicitados ya que son muy limitados y la zona es perfecta para pasar unos cuantos días. Encontrarás otros campings por la zona, pero estos ya se encuentran a más altura lo que significa que las noches son mucho más frías y por lo tanto más incómodas.


La zona del Valle, los fines de semana se convierte en un ir y venir de coches. En la zona alta debes tener cuidado, ya que, no hay una buena señalización para subir y las carreteras suelen ser muy estrechas (un solo sentido) por lo que el acceso es complicado. Lo bueno de esta parte (zonas altas)es que si vas buscando tranquilidad es el lugar ideal para encontrarla.

Parque Nacional Chiloé


Los 430 kilómetros cuadrados (166 millas cuadradas) del Parque Nacional Isla Grande de Chiloé (Chile) le convierten en un lugar ideal para ir de vacaciones y descubrir la naturaleza tal y como es. El parque está formado por dos sectores que difieren uno del otro drásticamente tanto en términos de paisaje y en accesos.

Densamente poblado, el sector Anay, al sur, es de más fácil acceso desde el pueblo costero de Cucao. Anay es muy popular entre los mochileros, sobre todo por el conocido sendero Tepual. Este sendero tiene casi un kilómetro de distancia y se recorre en unos 40 minutos. Podrás observar los inmensos troncos retorcidos de sus árboles que se encuentran a lo largo de toda la ruta.


El sendero Dunas, es un camino más largo. Este sendero te conducirá hasta la playa de dunas que se encuentra cerca de Cacao. Los paseos por el parque te darán la oportunidad de encontrarte con el zorro de Chiloé, los nativos de la Isla Grande, y los pequeños ciervos que habitan la zona.

Accesible sólo durante los meses más secos (de enero a marzo) el sector de Chepu se encuentra en la parte norte del Parque Nacional de Chiloé. El sector alberga una gran población de aves (especialmente los pingüinos. Llegar a esta parte del parque es difícil ya que hay que tomar un desvío en una complicada carretera de grava llamada Coipomó, a unos 20 km (12 millas) al sur de Ancud. A partir de ahí, tendrás toda una caminata por delante de unos 90 minutos hasta llegar a la frontera norte del parque.