Esquiar en Avoriaz, en los Alpes franceses


Ahora que terminan las fiestas mucha gente aprovecha para coger unos días de vacaciones y poder descansar de tanto estrés que provocan estas fechas y todos los compromisos que en ellas tenemos. Los mejores destinos en estos fríos meses de invierno son las estaciones de esquí, especialmente las europeas, que se llenan a partir de diciembre para recibir tanto a los amantes de este deporte como a los que quieren descubrirlo. Uno de las mejores opciones es esquiar en Avoriaz, estación situada en los Alpes franceses a unos 1.800 metros de altitud, muy cerquita de la frontera con Suiza.

Inaugurada en 1966, tiene la peculiaridad de que no puedes llegar en coche, así que para poder ir debes hacerlo en coche de caballos, trineo, esquiando o a pie. La aventura comienza antes de llegar. En esta temporada tienen habilitadas 49 pistas para todo tipo de esquiadores y de modalidades de esquí, además de unos 40 remontes y un telesilla que tiene la capacidad de desplazar a unas tres mil personas por hora, así que si ves mucha gente en la cola no te agobies porque circula rapidito.

Avoriaz tiene, además de estupendas pistas de esquí, mucho encanto en cada rincón y es también el lugar ideal para practicar tenis, tiro con arco, senderismo, golf o ciclismo de montaña. En el pueblo las casas mantienen su antiguo aspecto y puedes oír el sonido de los cascabeles de los trineos en cada esquina. Es realmente bonito y con tanta naturaleza tu cámara de fotos deberá tener batería y tarjeta suficiente porque no pararás de disparar. Para llegar a Avoriaz, lo más sencillo es volar a Ginebra, que está a 67 kilómetros dirección oeste y que desde allí podrás coger un autobús que te lleva a Prodans, situada en la parte baja de Avoriaz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *