Hermosos paisajes que inspiraron a genios de la pintura

Giverny
William Turner, Pablo Picasso, Vincent Van Gogh o Claude Monet son algunos de los grandes pintores de la historia que han encontrado la inspiración en la naturaleza, que ofrece unas condiciones de luz únicas, además de mucha fuerza y un halo mágico que no puede encontrarse en ningún otro lugar. Eso sí, también algunas bellas ciudades han seducido a los genios de la pintura de todos los tiempos.

Hoy en Vuela Viajes queremos hacer un recorrido por algunos de los paisajes que han servido de inspiración a grandes maestros de la pintura. ¿Te gustaría acompañarnos?

Toledo

Toledo
Como no podía ser de otra manera, vamos a comenzar este interesante recorrido en España. En concreto, nos situamos en Toledo, capital de Castilla-La Mancha, donde El Greco quedó maravillado de las estrechas y sombrías calles de la ciudad. Esto ocurrió en 1577, tras haber residido en lugares como Venecia y Roma. Entre sus grandes obras se encuentra “Vista y plano de Toledo”.

Horta de San Joan

Horta de San Joan
Otro lugar español que conquistó a un gran genio de la pintura fue Horta de San Juan, uno de los pueblos más bonitos de Tarragona. Aquí estuvo Pablo Picasso dos veces, invitado por un amigo. En ambas ocasiones la estancia se prolongo durante algunos meses, por lo que el artista captó sus calles, plazas, casas… “Todo lo que sé, lo he aprendido en Horta”, afirmó el malagueño en una ocasión.

Giverny

Giverny1
No podía faltar en esta lista Giverny, una localidad y comuna francesa situada en Alta Normandía donde vivió Claude Monet desde 1883 hasta que murió en 1926. El jardín de su casa le sirvió de inspiración para muchas de sus obras más importantes. Tras él, muchos otros genios de la pintura visitaron el lugar, convirtiéndose en un punto de referencia para los artistas.

Arles

Arles
Por su parte, Vincent Van Gogh se dejó seducir por la Provenza, y más concretamente por Arles, ciudad donde se instaló en 1888. Sin duda, esta fue una de sus épocas más productivas, ya que en 15 meses realizó más de 300 obras, destacando “Los Girasoles”, “La Casa Amarilla”, “La Silla de Van Gogh” o “El Puente de Langois”.

Tahití

Tahiti
De Francia nos trasladamos a Tahití, donde Henri Matisse viajó en 1930 con 60 años de edad. ¿Por qué? Pues porque el pintor sentía admiración por la obra de Paul Gauguin, que había residido en estas islas. El artista vivió en este hermoso lugar durante dos meses y medio, tiempo que aprovechó para hacer fotografías, dibujar y observar todo su entorno.

Yosemite

Yosemite
Algunos parajes naturales de Estados Unidos también han servido de inspiración para grandes genios de la pintura. Es el caso de Albert Bierstadt, un pintor de origen alemán que llegó al “país de las oportunidades” cuando tan solo tenía 3 años. El artista es famoso por sus escenas del Oeste de Estados Unidos, entre las que destaca “Valle Yosemite”.

Alpes

Alpes
Volvemos a Europa para hablarte de Joseph William Turner, que a principios del siglo XIX salió de Gran Bretaña para viajar por Europa. Tras estar en Calais y París, llegó a los Alpes, donde quedó maravillado del entorno, y muy especialmente del Mont Blanc. Fue en este lugar donde pintó algunas de sus obras más importantes, como “El glaciar de Bossons”.

Delft

Delft
Por último, queremos hablar de Delft, una ciudad de Holanda Meridional en la que nació, vivió y murió Johannes Vermeer, uno de los más importantes representantes del Siglo de Oro holandés. De hecho, la ciudad alberga un museo dedicado al artista. “Vista de Delft” es una de sus obras más famosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *