El nacimiento del Urederra


El nacimieno o nacedero (como se conoce coloquialmente) del Urederra se encuentra al sur de la Sierra de Urbasa. De las entrañas de la roca de esta sierra, a unos 600 metros de altitud se encuentra el manantial donde nace el río Urederra. Tras filtrarse, atravesar el macizo Kárstico y discurrir por los acuíferos subterráneos, sus aguas escapan de las rocas en forma de cascada.

Lo hermoso del lugar es la transparencia y el color celeste de sus aguas. Además existe un camino a lo largo de su ribera que te lleva hasta su nacimiento y desde el cual se puede disfrutar del juego de hermosos saltos que realiza el río entre cascadas y pozas -las cuales han sido formadas a través del proceso kárstico-. Parece un lugar sacado de un cuento de hadas.


Caminando unos cinco kilómetros por este camino durante aproximadamente una hora y media, en recto y con una pendiente suave, se llega al lugar en el que podremos disfrutar de este increíble río azul. El cual además se encuentra rodeado por un magnífico y amplio bosque de hayas y robles, con algunos arces, álamos, sauces, avellanos y fresnos, ente otras muchas especies.

Aunque cualquier época del año es buena para visitar el nacimiento del Urederra, esta variedad de árboles es la razón por la cual se recomienda visitar el lugar en otoño, puesto que en esa época es cuando los árboles cambiarán de color y ofrecerán una amplia variedad cromática. Un rincón espectacular como este, situado en Navarra al norte de Estella y teñido de un hermoso azul y verde, fue declarado hace unos años Reserva Natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *