Comer en la calle en Pekín


Pekín es una ciudad viva, vibrante, que atesora una cultura gastronómica muy rica rebosante de sorprendentes platos autóctonos. Allí comer en la calle es una costumbre popular muy arraigada entre los habitantes de la capital china. De hecho, en cualquier avenida, calle o callejón se pueden encontrar puestos de todo tipo de comida que os podáis imaginar.

Y es que comer en la calle en Pekín no tiene absolutamente nada que ver con la comida basura. Puede ser comida rápida, eso sí, pero de calidad. De hecho en algunos de los muchos puestos que abarrotan la ciudad podréis degustar auténticos manjares y platos exóticos.

Mercados con mucho que ofrecer


En Pekín es una costumbre, y por tanto una de las actividades que no os podéis perder si viajáis a China, visitar los mercados nocturnos de comida callejera. Se trata de lugares llenos de color, de sabores por descubrir. Los aromas de unos y otros productos se mezclan en una amalgama de sensaciones que resulta realmente interesante e intensa.

Para empezar me gustaría hablaros del Wangfujing Snack Street, un mercado de puestos de comida con más de 700 años de antigüedad. Es un lugar muy auténtico, muy colorista y especial. Sus callejones están decorados con farolillos y luces de colores y allí se vende todo tipo de comida exótica, incluidos murciélagos, escorpiones y cualquier bicho raro. Hay que tener en cuenta que en Pekín se pueden saborear entre 200 y 300 variedades de platos y aperitivos locales.


Otra opción interesante si queréis degustar la gastronomía china es el mercado nocturno de Donghuamen, en el que se reúnen miles de puestos de comida muy variopinta. Recibe una gran cantidad de turistas, ávidos por probar las delicias de la gastronomía pekinesa. Igual que en el Wangfujing Snack Street, hay de todo: insectos, carnes y pescados, tallarines preparados de mil maneras diferentes…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *