Comer en Bután


Bután está habitado por diferentes pueblos étnicos que aún siguen viviendo en aislamiento, debido a las impresionante montañas que forman parte de su paisaje. Hasta el siglo XVII, el nombre tradicional del país era Druk Yul, Tierra del Drokpa (del dragón). El cuarto gobernante hereditario, el rey Jigme Singye Wangchuck, unificó las regiones enfrentadas de Bután en 1907. En 1998, se quitó voluntariamente la monarquía y se redactó una constitución para convertirse en una democracia bipartidista.

Cada región de Bután tiene su propio sabor. Un plato vegetariano llamado ‘Ema Datshi’, hecho de queso y chile es un manjar. El Capsicum annuum, es el ingrediente principal de cada comida. El arroz es el alimento básico de la población y se consume en diversas formas, desde el desayuno hasta en la cena. El arroz está disponible en dos variedades, blanco y rojo.

En el este, la dieta básica es ‘puta’ o fideos de trigo. La carne de Yak, es un alimento básico para los no vegetarianos. Cada parte del Yak se consume. El queso se hace con leche de Yak y la piel se fríe y se sirve como aperitivo. A pesar de ser una especialidad tibetana, los Momos son una característica permanente en la cocina. El sistema de trueque es todavía frecuente entre los pastores de Yak y los cultivadores de arroz.

En algunas partes del este de Bután, la masacre de animales es un sacrilegio, pero si el animal cayó por un precipicio, puede ser consumido. Los butaneses disfrutan de la mayor parte de sus comidas con té de mantequilla o con un vino hecho en la localidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *