Batería de Castillitos, una fortaleza militar en Cartagena

Bateria de Castillitos Cartagena
En Vuela Viajes no solemos hablarte de muchas fortificaciones militares. Sin embargo, en nuestro empeño por descubrirte rincones que merece la pena visitar en nuestro país, hoy hemos decidido hablarte de una construcción de este tipo situada en Cartagena, Murcia. Nos estamos refiriendo a la Batería de Castillitos, un lugar que impresiona desde antes de traspasar la entrada.

¿Te apetece descubrir todos los detalles de este rincón cartaginés? ¡Pues entonces no puedes perderte nada de lo que te contamos a continuación!

Los orígenes de la Batería de Castillitos

Como te decíamos, la batería de Castillitos se encuentra en Cartagena. En concreto, se sitúa en el cabo Tiñoso, muy cerca de localidad de La Azohía, que se caracteriza por sus montes escarpados y sus acantilados, y sobre unos 250 metros sobre el nivel del mar. Lógicamente, su ubicación es totalmente estratégica, ya que el objetivo de esta construcción era proteger la base naval cartagenera. Su origen tiene que ver con el Plan de Defensa de 1926, aunque su construcción no comenzó hasta 1929, cuando se realizaron las obras de explanación del terreno. Eso sí, la fortificación se realizó entre 1933 y 1939.

Bateria de Castillitos Cartagena1

Tecnología de defensa puntera

Aunque en Vuela Viajes somos totalmente pacifistas, lo cierto es que esta fortificación tiene algo especial que enamora a todo aquel que tiene el placer de visitarla. Sin duda, una de las cosas que más sorprende de este lugar es que parece tratarse de una construcción de origen medieval aunque, como te hemos comentado, su construcción se inició alrededor de los años 30. Como te acabamos de comentar, su función principal era la de defender cualquier aproximación hostil a la base naval. Por eso, se dotó al lugar de una tecnología puntera en cuestión de protección.

Bateria de Castillitos Cartagena2

Instalaciones militares

Lo más destacable es que aquí se montaron dos cañones de la casa Vickers de 381 mm, que en aquel entonces eran los más potentes. De hecho, eran capaces de disparar proyectiles de prácticamente una tonelada a 35 kilómetros de distancia. Sin embargo, solo se disparó una vez en 1937. Pero más allá de estos cañones, las instalaciones militares incluyen otras áreas. Así, el conjunto puede dividirse en cinco construcciones: el pórtico de entrada a los fosos, que imita a los castillos medievales; los túneles y estancias de los fosos, que cuentan con una salida de emergencia subterránea que da a parar al monte; talleres, cuyas fachadas son de estilo neoclásico; puestos de mando, observación y telemétrico, que están enterados; y alojamientos de servicios y vida: dormitorios, comedor, cocinas, cantina, sala de juegos, instalaciones deportivas…

Bateria de Castillitos Cartagena3

Bien de Interés Cultural

Aunque prácticamente inutilizadas, las baterías estuvieron activas hasta 1994, cuando quedaron fuera de servicios tras el Plan Norte, que tenía como objetivo modernizar los recursos de las Fuerzas Armadas. En estos momentos este lugar sigue perteneciendo al Ministerio de Defensa, aunque su función es meramente turística. De hecho, fue declarado Bien de Interés Cultural. Sin duda, más allá de las construcciones, lo que más llama la atención de este lugar son sus maravillosas vistas de las bahías de Cartagena y Mazarrón, y de la Sierra de la Muela. Éste fue uno de los motivos que hizo que en 2013 la Batería de Castillitos quedara finalista en el concurso de El Mejor Rincón que cada año organiza Guía Repsol. En concreto, quedó en cuarta posición. Si quieres conocer los ganadores de este año, te recomendamos que le eches un vistazo a nuestro artículo “Los tres Mejores Rincones de España en 2015”. A continuación te dejamos con nuestra galería, donde encontrarás más imágenes de este rincón cartaginés. ¡No te lo pierdas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *