A partir de octubre de 2019 no podrás escalar el Uluru

Uluru-Australia
Anota bien el mes porque la cosa va en serio. A partir de octubre de 2019 nadie podrá escalar el Uluru, una formación rocosa que también es conocida como Ayers Rock. Está en el centro de Australia, en una zona sagrada para los aborígenes, y es Patrimonio de la Humanidad desde 1987.

Fecha exacta para la prohibición

El corazón del enorme país oceánico dejará de ser un punto de obligada visita para los amantes de la escalada. Los anangu, uno de los colectivos más antiguos del planeta, han reclamado que sea prohibido escalarlo y las autoridades les han hecho caso. A partir del 26 de octubre de 2019 nadie podrá subir hasta lo más alto para disfrutar de unas vistas privilegiadas.

El Uluru está en un lugar bastante perdido, en el Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta. La población más cercana, Alice Springs, está a 460 kilómetros de distancia, así que estoy convencido de que a partir de esa fecha el monolito descansará más solo que nunca con sus 348 metros de altura y 9 kilómetros de contorno.

Uluru-atardecer

100.000 visitantes al año

La montaña roja de Australia es atractiva por varios motivos, no solo por su inmensidad. También llama la atención que vaya cambiando de color a lo largo del día o dependiendo de la época del año en la que nos encontremos. La inclinación de los rayos provoca que se convierta en todo un camaleón de arenisca, motivando que los atardeceres sean sencillamente increíbles, ya que el Uluru se tiñe de un rojo brillante que explica por qué suele recibir unos 100.000 visitantes cada año.

Casi 150 años de escaladas

El explroador William Gosse fue el primer occidental que logró escalarlo en 1873. Quien quiera sumarse a la larga lista de los que lo hicieron después tendrán que darse prisa, ya que nadie podrá llegar a la cima. Eso sí, permitirán a todo el mundo llegar hasta la zona donde se encuentra, aunque tendrán que conformarse con contemplar su belleza desde abajo, lo que me invita a pensar que van a fomentar el senderismo por la zona para que no caiga en el olvido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *