Visitar el Lower East Side de Manhattan


Nueva York es una de esas ciudades que todo el mundo quiere visitar al menos una vez en la vida. Una ciudad con tantísimos atractivos y tantos lugares que visitar que ni siquiera los que viven allí pueden decir que conocen y han estado en cada uno de sus rincones. Una de sus zonas más interesantes es el Lower East Side, que hace años fue la mayor comunidad judía del mundo y que hoy en día se conoce por ser un lugar que alberga grandes y variadas tiendas y una comida deliciosa.

Es una de las mejores zonas de compras de la ciudad, especialmente si lo que buscas son gangas. Recorriendo Orchard Street encontrarás numerosas tiendas, especialmente de ropa y calzado y todas ellas con muy buenos precios. En las calles adyacentes hay también muchas tiendas con cosas para el hogar como elementos decorativos, de iluminación o ropa de cama. Es como si fuera un mercadillo pero en tiendas en vez de en puestos a pie de calle.


No te recomiendo que vayas un sábado ya que casi todos las tiendas cierran ese día al ser sus propietarios judíos y cumplir así con la tradición del Sabbat. El mejor día para ir es el domingo ya que regresan todos con energía después de un día de descanso y también podrás encontrar los productos más frescos en cualquier restaurante, tienda o puesto callejero. El Lower East Side es un barrio en el que hay una mezcla de ambientes espectacular gracias a todas las etnias y culturas que lo han habitado a lo largo de su historia.

Pero en este barrio no todo son compras y comida, hay muchas más cosas que puedes hacer y otro tipo de lugares que visitar. Muy interesante resulta el Tenement Museum, que está en un típico edificio antiguo y que cuenta la historia de la inmigración a finales del siglo XIX y principios del XX. Antiguamente albergaba a inmigrantes que vivían en él, y ahora se puede hacer un recorrido por varios de los apartamentos, que siguen conservándose tal y como estaban en aquella época.

También está el Museo Nuevo, ubicado en Bowery Street y que tiene una sala dedicada al arte contemporáneo menos conocido en la ciudad. Este lugar fue el primer edificio del centro de Manhattan que se construyó con el propósito de ser un museo y hay también recorridos gratuitos para descubrir todos los detalles del mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *