15 cosas que hacer en Nueva York una vez en la vida

Nueva-York
¿Con ganas de viajar a Nueva York? ¡Normal! Es una de las ciudades más espectaculares del mundo, algo que explica por qué es una de las más visitadas. Allí no hay momentos para el aburrimiento porque la oferta de ocio es tremendamente extensa, al tiempo que puedes disfrutar de su enorme parque, de la belleza de sus rascacielos o de la variedad de los restaurantes que encontrarás recorriendo sus calles.

En colaboración con Hellotickets
, que como probablemente ya sabrás es una web especializada en actividades en todo el mundo, hemos querido elaborar una lista que contiene 15 imprescindibles que no deberías dejar de lado si visitas la Gran Manzana. ¿Te apetece conocerlos? ¡No te pierdas nada de lo que viene a continuación!

1- Recorrer en bici Central Park

Si eres de los que suelen coger la bicicleta para hacer ejercicio, no puedes dejar pasar la oportunidad de recorrer un parque tan grande como Central Park. Allí, si el buen tiempo acompaña, podrás pasar un día entero con tu bicicleta, parando de vez en cuando para descansar y contemplar la belleza del lugar. Es más, también deberías plantearte la opción de organizar un pícnic. La bicicleta la puedes alquilar para todo el día, o bien puedes decantarte por una de las bicicletas de la ciudad que se pueden alquilar durante varios días.

2- Ir a un musical de Broadway

Nueva York es un espectáculo en sí misma, pero si hay un lugar en el que eso se hace notar más es sin duda alguna Broadway. Es el distrito donde están los teatros más famosos del mundo, un lugar donde se interpretan las mejores obras desde hace décadas. Clásicos como «Chicago» o «El Fantasma de la Ópera» te hechizarán.

3- Subir a un rooftop para ver Manhattan

Si no tienes vértigo y quieres ver Manhattan de la mejor forma posible, no te lo pienses demasiado y sube a la parte más alta de un edificio que disponga de terraza. Pensarás que estás en una película si te decantas por rascacielos como el Top of The Tock, el Empire State o el One World Observatory.

Nueva-York

4- Ver un partido de los New York Knicks en el Madison Square Garden

Te guste o no el baloncesto, deberías vivir la experiencia de ver un partido de la mejor liga. Puede que el juego en sí no te interese demasiado, pero seguro que sales content@ por el espectáculo que se vive en las gradas. La NBA tiene algo especial, y la cancha de los Knicks es una de las más bonitas de todo el país. Además, por allí pueden pasar estrellas como LeBron James, Luka Doncic o Stephen Curry, jugadores que son un espectáculo y levantan a cualquier aficionado de su asiento.

5- Cruzar en ferry a Staten Island y llegar a la Estatua de la Libertad

Este es un paseo obligatorio. Para llegar a la Estatua de la Libertad, que es uno de los monumentos más famosos del mundo, tendrás que cruzar en ferry Staten Island. Puedes hacerlo pagando o gratis, puesto que el Ellis Island se puede coger sin desembolsar ni un dólar.

Nueva-York

6- Ir de compras en Soho

Nueva York también es una ciudad ideal para irse de compras, algo que seguramente ya sabías. Eso se demuestra en lugares como el Soho, donde encontrarás numerosas tiendas y restaurantes de moda en los que podrás poner a prueba la resistencia de tu tarjeta de crédito. Te aseguro que es prácticamente imposible irse de allí sin comprar algo.

7- Cruzar el puente de Brooklyn al atardecer

El romanticismo también tiene cabida en Nueva York. En ese sentido, uno de los mejores planes que hay es el de contemplar el atardecer desde el puente de Brooklyn. Te parecerá algo mágico.

8- Cantar “New York, New York” de Frank Sinatra por la Quinta Avenida

Sí, es un poco friki, pero ya que estás en Nueva York y te dejas llevar por el encanto del lugar, ¿por qué no hacerlo?

9- Comerse un perrito caliente en Gray’s Papaya

Hay tiempo para todo. Puedes ir a un restaurante de lujo si tu bolsillo te lo permite, pero también puedes degustar un perrito caliente para sentirte como un auténtico norteamericano. En ese sentido, Gray’s Papaya es una de las mejore sopciones. Te convencerán tanto su sabor como su precio.

10- Ver un partido de los New York Yankees

De la misma forma que es recomendable ir al Madison Square Garden para ver un partido de la NBA, también deberías acercarte a la casa de los Yankees para ver béisbol del bueno. Es un deporte que vuelve locos a los estadounidenses y tal vez lo entiendas cuando estés allí, ya que el espectáculo se vive tanto dentro como fuera del terreno de juego.

11- Dar una vuelta en helicóptero por Manhattan

Cada día se organizan vuelos en heliocóptero de distinta duración para sobrevolar Manhattan. Es un plan diferente e inolvidable, ya que verás desde muy cerca los rascacielos. Consulta Hellotickets para saber más.

Nueva-York

12- Visitar el MoMA

Como no podía ser de otra forma, el arte también tiene cabida en Nueva York. Una de las mejores opciones para disfrutar de él es la de visitar el MoMA, que es el museo de arte de la ciudad. Está situado en el Midtown de Manhattan, en la 11 West con la calle 53 y entre la Quinta y la Sexta Avenida.

13- El tour de la crisis financiera de Wall Street

¿Te suena lo de la crisis financiera de Wall Street? Si quieres saber más al respecto, nada mejor que llevar a cabo un tour en el que se explica todo lo que pasó estando en el lugar exacto.

14- Hacer un tour de «Sexo en Nueva York»

Es un plan alternativo que tampoco hay que descartar. El tour de «Sexo de Nueva York» satisface a todo aquel que decide llevarlo a cabo. Se trata de un tour basado en un completo recorrido por los distintos escenarios de la serie, lo que te permitirá revivir las aventuras de Carrie, Samantha, Charlotte y Miranda como si hubieras estado allí.

15- Ir a una misa Gospel

¿Has escuchado una misa Gospel por televisión y siempre has pensado que es una pasada? Si estás en Nueva York puedes vivirla en vivo y en directo, así que no pierdas la oportunidad y acude a una de ellas. Puedes acudir a un oficio dominical gospel y descubrir el barrio de Harlem, que es sin lugar a dudas el que está más ligado a la música religiosa estadounidense que surgió de las cientos de iglesias protestantes evangélicas afroamericanas en el siglo XVIII.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *