Visitar el Acuario de Nueva York


No cabe duda de que Nueva York es una de las ciudades más importantes del mundo, y la favorita de muchos viajeros cuando les preguntas a qué lugar del mundo les gustaría viajar. Allí hay infinidad de lugares espectaculares que poder visitar y un montón de actividades que hacer, así que podrás estar de un lado para otro descubriendo diferentes mundos en una misma ciudad.

Entre los muchos lugares que puedes visitar destaca el Acuario de Nueva York, una visita perfecta especialmente si te gustan los animales o si viajas con niños, aunque si ninguno es tu caso también merecerá la pena. Allí hay miles de peces en su hábitat natural, lo cual es fantástico ya que en este tipo de sitios lo mejor es ver que los animalitos están en el entorno que les corresponde. Este acuario es una de las atracciones más visitadas de Nueva York cuando se viaja con niños.

Más de 8.000 ejemplares

Está en un entorno fantástico, a orillas de Coney Island, a donde se trasladó en 1957 ya que se le hizo pequeño el Castillo Clinton, que es en donde se inauguró en 1896. Es el acuario más antiguo de Estados Unidos y en él puedes encontrar más de 8.000 ejemplares de distintas especies marinas que provienen de todo el mundo, como pingüinos, tiburones, peces, morsas, delfines, anguilas…

En algunas de las piscinas o tanques tienes la posibilidad de tocar a los animales, siempre bajo la supervisión de un trabajador para que sepas cómo hacerlo. También se organizan charlas, exposiciones y diversos eventos durante todo el año. Entre las exposiciones que hay destaca una de medusas en la que podrás descubrirlo todo sobre esta especie marina gracias a ver todas sus especies, su hábitat y todo tipo de información sobre las mismas.


El Acuario de Nueva York tiene diferentes horarios en invierno y en verano. La época veraniega va del 26 de mayo al 3 de septiembre y está abierto de lunes a viernes de 10:00 a 18:00 horas, y los fines de semana y festivos está abierto hasta las 19:00 horas. El horario de apertura es el mismo todo el año, pero el de cierre es diferente. En otoño a las 17:00 horas, en invierno a las 16:30 horas y en primavera a las 17:00 horas. La entrada cuesta 14,95 dólares para los adultos y 10,95 para los niños de 3 a 12 años, los menores de 3 no pagan entrada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *