Viajar en el Orient Express


Si te gustan las películas y leer novelas, seguramente conocerás de sobra el famoso Orient Express, el que está considerado el tren más famoso del mundo y que ha sido escenario de varios rodajes e inspiración para numerosos libros. Este lujoso tren tiene en su recorrido numerosas ciudades europeas como París, Venecia o Budapest. Operativo desde el año 1883, actualmente es el Venice Simplon Orient Express, una reproducción exacta del original y con todo el lujo de aquella época, sin duda la ocasión perfecta para trasladarte a otros tiempos mientras te desplazas de un lugar a otro. Este tren no es un simple medio de transporte, viajar en él es ya una parte apasionante de las vacaciones.

En el Orient Express puedes encontrar muchas influencias de diferentes épocas, aunque los años 20 quizás sean los que más huella dejaron. Vagones muy elegantes en azul y dorado, camarotes totalmente renovados al más puro estilo Art Decó, un servicio de mayordomo, un espectacular restaurante para degustar muchas exquisiteces mientras disfrutas de uno de los paisajes montañosos más impresionantes de Europa. Toma nota de los recorridos del Orient Express:

París-Budapest-Bucarest-Estambul: Era el trayecto original y dura 6 días, pasando 5 noches por raíles. Solamente se hace una vez al año y desde Francia se desplaza a Suiza y Austria, haciendo noche en este último país. El viaje sigue hacia Budapest, por donde también se hace noche, y de ahí sigue hacia Bucarest para después cruzar el Danubio y llegar a Estambul.

Estambul-Bucarest-Budapest-Venecia: También era el original aunque su destino final era París y no Venecia. También se hace una vez al año. En el primer día atraviesa Turquía y Bulgaria, en el segundo está en Rumanía y al siguiente parte hacia Austria. En Viena hay una parada para que puedas disfrutar de la ciudad y después ya sale hacia Venecia.

Venecia-París: Solo 2 días y una noche de viaje para poder disfrutar del encanto de este tren. Este trayecto se hace de marzo a noviembre y sale de Venecia a media mañana para llegar a París por la mañana del día siguiente. Casi 24 horas de viaje.

Venecia-Londres: También entre marzo y noviembre, con un paisaje fascinante como el de los Dolomitas italianos o los Alpes suizos. Hay cena de gala para la única noche a bordo. De Venecia va a París y tras una breve parada sale hacia Londres gracias al Canal de la Mancha.

En cualquiera de los trayectos puedes encontrar camarotes individuales, dobles o suites, todos ellos con una decoración exquisita. Los individuales y dobles son del mismo tamaño pero las suites son como dos camarotes unidos, lo que te deja mucho más espacio y hasta tienes como un pequeño saloncito. En cualquiera de ellos hay servicio 24 horas con solo tocar un timbre, y también hay un radiador individual.

En cuanto a la restauración, expertos chefs se ocupan cada día de elaborar un menú y una carta al gusto de los paladares más exquisitos, utilizando siempre productos frescos para la elaboración de cualquier plato. Hay tres vagones restaurantes con menús que combinan lo mejor de la gastronomía francesa e italiana. Por último, también hay una tienda en la que poder conseguir varios souvenirs con la imagen del Orient Express.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *