Viajar a Nepal


Esta pequeña república te permitirá conocer una fascinante cultura formada por impresionantes monumentos y edificios. Nepal es el lugar perfecto para realizar grandes rutas por la montaña y conocer en tus visitas a gente muy amable que te acogerá en su casa como uno más de la familia. Pero como todo gran viaje tiene una serie de desventajas que debes tener presentes antes de desplazarte hasta allí:

– La ciudad puede ser un poco mugrienta al igual que la comida.
– En la actualidad existen movimientos políticos que afectan a la seguridad en el país por lo que viajar hasta allí puede ser bastante peligroso. La única ventaja de estas revueltas es que el turismo ha bajado y si decides ir no encontrarás ciudades repletas de turistas.


Los mejores meses para viajar a Nepal son: octubre, noviembre, febrero y marzo. Durante los meses de diciembre a enero hace un poco de frío, pero todavía no resulta demasiado desagradable. Los peores meses van desde mediados de junio hasta mediados de septiembre, ya que estos son los meses donde se producen las mayores lluvias. Te recomendamos que tu estancia sea al menos de dos semanas. Solo para conocer el valle de Katmandú necesitarás 4 días. No debes dejar de visitar:

– El valle de Katmandú; está formado por tres ciudades medievales increíbles y llenas de monumentos.
Pokhara; es una relajante montaña ideal para visitas muy relajantes. Está a cuatro horas de Katmandú.


Otros sitios que no debes perderte son: Gorkha, Manakamana, Tansen, Parque Nacional de Bardia, Lumbini (lugar de nacimiento de Buda) y Janakpur.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *