Viajar a Montserrat

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Montserrat es una isla tranquila, en la que te podrás relajar dando largos paseos. Durante estos paseos, podrás observar las diferentes aves que viven en la zona. También, podrás realizar otras actividades como por ejemplo practicar snorkel o disfrutar de un par de copas echando una partida al dominó con los habitantes de la isla.

Esta pequeña isla del Caribe sufrió una devastadores desgracia cuando su volcán, el Soufrière Hills, se puso en erupción en 1995. Posteriormente en 1997 también produjo el pánico por toda la zona. Casi la mitad de la isla está deshabitada, incluida la capital, Plymouth, que hoy en día continua medio sumergida entre las cenizas volcánicas y el barro. Los efectos del volcán, no se limitaron solo a la destrucción física; la economía de Montserrat se vió fuertemente dañada, y en torno a dos tercios de la población se marchó de la isla.

El volcán sigue activo, pero esto en sí mismo es una atracción para los turistas que buscan algo más allá de la experiencia habitual de disfrutar de un Caribe con grandes playas y resorts de lujo. Aunque no lo creas, las opciones gastronómicas en Montserrat son muy variadas, con una gran selección de especialidades internacionales y locales. La mayoría de los bares sirven cervezas importadas, licores y vinos. Las especialidades regionales son:

– Pescado a la sal
– Mountain chicken. En realidad lo que se sirve son unos trozos de carne de una rana típica de la zona de gran tamaño, así que no creas que lo que vas a comer en este plato es pollo.
– Sopa de calabaza.
– Berenjenas empanadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *