Tipos de turbulencias y sus causas


Las turbulencias son la gran molestia en cualquier viaje en avión que hacemos, y muchas veces es difícil de entender porqué suceden, cómo son y, sobre todo, qué peligro tienen. Hoy intentaré aclararte cuáles son los tipos de turbulencia y sus causas. Empecemos por las intensidades de las turbulencias:

Turbulencias ligeras: son las más breves y causan cambios erráticos en la altitud o posición del avión.

Light chop: son pequeños saltos suaves, rápidos y algo rítmicos pero sin que exista algún cambio en la altitud o funcionamiento del avión.

Turbulencias moderadas: son similares a las ligeras pero con una mayor intensidad. Ocurren cambios en la altitud o posición del avión pero tranqui, que el avión mantiene el control durante todo el tiempo.

Moderate chop: parecidas a las light chop pero con intensidad moderada. Son varios saltos rápidos sin cambios en el funcionamiento ni en la altitud.

Turbulencias severas: aquí la cosa se complica un poco, aunque no en exceso. Los cambios son bruscos y repentinos tanto en la altitud como en el funcionamiento del avión, además de que la velocidad sufre grandes variaciones. El avión puede quedar temporalmente fuera de control.

Turbulencias extremas: nada que hacer. El avión es violentamente lanzado y su control es imposible, pudiendo además causar daño en la estructura de la nave. No te asustes, para toparte con esto tienes que meterte en el ojo de un huracán o viajar en el Oceanic 815 de la serie Perdidos.

Obviamente las turbulencias vienen determinadas por una serie de causas, es decir, el avión no se agita de repente y porque sí. Las principales causas de las turbulencias:

Termales: el calor del sol hace que las masas de aire caliente suban y las de aire frío bajen.

Flujos y corrientes de aire: cuando hay cambios bruscos en las corrientes aéreas en altitudes altas que afectan al aire cercano.

Montañas: el aire pasa por encima de las montañas y causa turbulencia cuando se encuentra con el aire que viene del otro lado.

Turbulencia wake: son las que se causan por estar cerca de otro avión o helicóptero cerca del suelo. Por eso siempre que va a despegar o aterrizar se agita más.

Microbursts: una tormenta u otro avión genera una corriente atípica cerca del suelo.

Si eres de las personas que tienen bastante respeto o miedo a viajar en avión, por lo menos ahora ya sabes por qué hay turbulencias, seguro que te ayuda a llevarlo mejor.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *