Potes: un pueblo de interior de gran belleza

potes-cantabria
El turismo de interior es una buena opción en cualquier momento. España es un país que ofrece múltiples posibilidades para recorrer todo su territorio de punta a punta porque hay muchos pueblos con un gran encanto. En esta ocasión, vamos a hablar de Potes, que es un municipio de interior que está considerado como uno de los más bellos del país, sino el de mayor belleza. Aquí te contamos lo que puedes ver y por qué es tan atractivo.

El pueblo

Potes es una localidad de la comunidad de Cantabria y está en pleno Valle de Liébana, que está considerado como uno de los más bellos de España. En ese paraje, en el centro de los Picos de Europa, se halla este pueblo, que es una capital de montañeros. Pero es mucho más porque también tiene mucha historia y encanto. De hecho, nada más verlo, parece que se esté viendo una postal idílica, pero es una localidad real.

Uno de los principales atractivos de Potes es que en esta localidad confluyen cuatro valles de la comarca. Esto hace que sea conocida también como la villa de los puentes y de las torres porque hay varias de ellas en los alrededores. Además, algunas de ellas son muy atractivas y llamativas como es el caso de la del Infantado o la del Orejón de la Lama. Las dos datan del siglo XV.

En la visita, no hay que perderse sus callejuelas en las que se pueden ver caserones blasonados, que son fiel reflejo de la historia de otros tiempos. Esta localidad siempre tiene mucha actividad.

potes-cantabria
Es habitual ver a los ganaderos que van al mercado, senderistas que llegan y cruzan el pueblo o paran para descansar e, incluso, peregrinos que recorren también la localidad para llegar por el Camino Lebaniego al monasterio de Santo Toribio de Liébana y ver el fragmento conservado de la Cruz de Cristo.

Gastronomía

Potes es un pueblo de puentes, torreones y casonas, pero también de una rica gastronomía que se recomienda probar. Entre las mejores opciones están los platos de caza mayor, sus pescados de río y el cocido lebaniego, entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.