Los pueblos más bonitos de La Cerdaña

Puigcerda1
Al abrigo de los Pirineos Orientales encontramos La Cerdaña (La Cerdanya), un territorio de la Cataluña histórica que a mediados del siglo XVII fue dividido en dos: la comarca de la Alta Cerdaña, que forma parte de Francia; y la Baja Cerdeña, que pertenece a Cataluña. Además, es importante tener en cuenta que la parte española también fue fraccionada entre las provincias de Lleida y Girona.

Este rincón catalán está repleto de árboles, prados y pueblos con mucho encanto. Sorprende tanto por su belleza como por su historia y tradición. Además, aquí podrás disfrutar de una gastronomía exquisita. Hoy nos trasladamos a La Cerdaña para descubrir algunos de sus pueblos más bonitos. Eso sí, pedimos perdón de antemano por todos los que se han quedado en el tintero. ¿Te gustaría acompañarnos?

Puigcerdà

Puigcerda
En primer lugar, queremos hablar de Puigcerdà, capital de la Baja Cerdaña, que se encuentra en la provincia de Girona, a unos 1.200 metros sobre el nivel del mar. Entre los muchos rincones de interés del pueblo se encuentran el lago artificial construido en el siglo XIII; la Torre del Campanario y la iglesia de Sant Tomàs de Ventajola.

Bellver de Cerdanya

Bellver
En la parte de Lleida encontramos Bellver de Cerdanya, un municipio formado por 15 pintorescos pueblecitos que sorprende por su patrimonio cultural, centrado en el románico, y por sus paisajes naturales. Es importante que tengas en cuenta que aquí siempre se celebran ferias y otras actividades.

Alp

Alp
Otro pueblo de La Cerdaña que merece la pena conocer es Alp, que presenta el típico paisaje de pueblo pirenaico. Uno de sus principales puntos de interés es la iglesia de Sant Pere. Además, es importante tener en cuenta que muy cerca de Alp se encuentran las estaciones de esquí de La Molina y Masella. Por supuesto, fuera de temporada es un lugar magnífico para practicar senderismo.

Lles de Cerdanya

Lles-de-Cerdanya
También debemos hablar de Lles de Cerdanya, uno de los municipios más grandes de la comarca. Como la mayor parte de su territorio es forestal, se trata de un lugar magnífico para practicar senderismo. Queremos destacar el balneario de Senillers, el castillo de Travesseres y la iglesia románica de Sant Frutiós de Músser.

Llívia

Llivia
Como no podía ser de otra manera, también vamos a hablar de Llívia, una villa que, curiosamente, pertenece a la comarca de La Cerdaña a pesar de encontrarse en territorio francés. Constituida a los pies de un imponente castillo que hoy está en ruinas, sorprende por su entorno natural. Además, aquí encontrarás interesantes rincones, como la iglesia de Nuestra Señora de los Ángeles o el Museo de la Farmacia.

Ger

Ger
En la provincia de Girona encontramos Ger, que ofrece unas vistas magníficas. Si tienes la oportunidad de viajar a este lugar, no te olvides de visitar la iglesia de Sant Climent de Gréixer, el paraje natural Prat del Condal, la iglesia de Santa Coloma de Ger y la iglesia de Santa Eugènia de Saga.

Prullans


Volvemos a la provincia de Lleida para hablarte de Prullans, un municipio que ha mantenido íntegra su esencia rural. Su relieve ofrece numerosas alternativas a los amantes del senderismo y de la BTT. Al estar situado en una pequeña cima, también ofrece unas maravillosas vistas del valle.

Mont-Louis


Por último, queremos hablar de un pueblo de La Cerdaña situado en la parte francesa. Se trata de Mont-Louis, un pueblo que está inscrito en el conjunto de Fortificaciones de Vauban, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Nos estamos refiriendo a las nueve ciudades-ciudadelas que fueron creadas por Sébastien Le Prestre de Vauban en el siglo XVII. Desde un punto de vista militar, la de Mont-Louis es la mejor.

Artículo recomendado: Los pueblos más bonitos de Cataluña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *