Illán de Vacas, el pueblo menos habitado de España

Illan-de-Vacas
¿Cuántas veces has escuchado eso de que un pueblo está en peligro de extinción? Seguramente muchas, ya que la vida rural está desapareciendo y las nuevas generaciones prefieren vivir en la ciudad, algo que ocurre en España desde hace muchas décadas.

Uno de los pueblos más amenazados es Illán de Vacas, donde se habla de ese peligro de extinción desde hace más de 15 años. La verdad es que no es de extrañar, ya que desde hace tiempo es el pueblo menos habitado de España.

¡Solo cinco habitantes!

Está situado en la provincia de Toledo y tiene una superficie que no llega a los 10 kilómetros cuadrados. Sin duda, unas dimensiones más que suficientes para las cinco personas que viven allí.

Siglos atrás quedan los censos en los que se declaraba que vivían más de 200 personas. Ahora solo hay una familia que empieza a estar cansada de las preguntas de la prensa, ya que los periodistas no dejan de visitar Illán de Vacas por el simple hecho de ser el pueblo menos habitado de España.

Illan-de-Vacas-pueblo
Como podrás imaginar, los habitantes del pueblo forman parte de una familia. Los Renilla pasean con orgullo por su calle principal (el resto son caminos de tierra) y no piensan hacer las maletas. Ni siquiera el cambio de alcalde, que pasó de hermano a hermano, ha modificado los pensamientos del último de los 8.125 municipios de España en términos de habitantes.

Reacios a fusionarse con pueblos colindantes

Cuando llegó la crisis el Gobierno trató de fusionar pueblos. En ese momento se planteó la posibilidad de que Illán de Vacas se fusionara con Cebolla y Los Cerrablos, que son los que están más cerca. Sin embargo, esa posibilidad se esfumó porque los Renilla tienen muy claro dónde quieren vivir.

Aunque parezca mentira, allí también hay una iglesia. La construyeron en honor de la Asunción de Nuestra Señora y sirve para acoger la única celebración importante del pueblo. Se trata de la Virgen de la Paz y sirve para concentrar a vecinos de otras poblaciones de alrededor cada 24 de enero. Hay misa, procesión y una merienda que pone punto y final al día con más ambiente del año en Illán de Vacas, donde de vez en cuando reciben la visita de personas que nacieron allí.

Artículo recomendado: Los 13 nuevos pueblos más bonitos de España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *