El Puente Milvio en Roma, el primero con candados del amor

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Desde hace unos años se ha puesto muy de moda lo de poner candados en los puentes de las ciudades que se visitan, escribiendo en ellos tu nombre y la fecha de la visita. Es algo que hacen especialmente las parejas para dejar huella de su visita a cualquier ciudad. El origen de esta curiosidad está en Roma, concretamente en el Puente Milvio, el primero en el que se empezaron a poner candados.

La moda de “Los candados del amor” comenzó en el año 2006 después de la publicación del libro “Tengo ganas de ti”, en el que las parejas ponían sus candados del amor en postes de luz, tirando la llave al río Tíber como prueba de amor. Todo el mundo comenzó a ponerlos en una de las farolas del puente Milvio, y tanto fue el éxito que el peso hizo que se derrumbara al año siguiente.

Un furor en todo el mundo

A partir de entonces, se comenzaron a poner en el puente, y había tantos que el alcalde llegó a decir que se multaría a todo aquel que se pillara poniendo uno, y hasta se puso vigilancia. De todas formas, la gente se saltaba la vigilancia y el puente llegó a estar totalmente plagado de candados. Eso hizo que la moda se fuera extendiendo a otras ciudades, y hoy te puedes encontrar candados prácticamente en cualquier puente de cualquier ciudad.


Volviendo al Puente Milvio, que es el que sale en la foto, el año pasado se quitaron todos los candados por orden del Ayuntamiento ya que se alegó que su presencia significaba una degradación del puente y que por muy simbólico que fuera, queda muy feo cuando hay tantos y tantos candados unos sobre otros y de diferentes tamaños. Hoy en día, ya nadie pone candados en este puente ya que hay una estricta vigilancia, y todos los días se revisa para quitar cualquiera que pudiera aparecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *