El espectacular London Eye


El London Eye es una de las atracciones más peculiares y espectaculares que hay en Londres, una noria que por su altura y ubicación se convierte en el mirador más espectacular de la ciudad. Se terminó de construir en 1999 gracias a la aerolínea British Airways, pero no se abrió al público hasta el año siguiente debido a que su construcción se debió a la llegada del nuevo milenio (de hecho se llama también Millennium Wheel). Durante 6 años ocupo el primer puesto como el mirador más grande del mundo, pero poco después fue superado por la Singapore Flyer y la Estrella de Nanchang.

El famosísimo London Eye mide aproximadamente 135 metros de altura y está en el South Bank del Támesis, concretamente en la zona de Jubilee Gardens y se sitúa entre dos puentes, el de Westminster y el de Hungerford. Sin duda un lugar de obligada visita si vas a viajar a Londres. En un principio se construyó únicamente para los 5 primeros años del milenio, pero tal es el éxito que ha tenido que el contrato se amplió y es muy posible que se siga haciendo ya que se ha convertido en uno de los símbolos de la ciudad y que es fácilmente reconocible en cualquier lugar del mundo.

Los horarios del London Eye son diferentes en cada trimestre. Abre siempre a las 10 de la mañana pero el cierre varía: enero-marzo (20:30h), abril-junio (21:00h), julio-agosto (21:30h) y septiembre-diciembre (20:30h). Para llegar al London Eye, está muy cerquita caminando de estaciones de metro (Tube) como Waterloo, Embankment, Charing Cross y Westminster. Si vas en bus, los que más cerca te quedan son el 211, el 77 y el 381. La entrada cuesta unas 17 libras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *