El Castillo de Urquhart en Escocia

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los castillos son uno de los grandes atractivos que puedes encontrar en cualquier viaje, fortificaciones mágicas que tienen una gran historia que contar. Uno de los países en los que hay más castillos es Escocia, que además están enmarcados en su espectacular paisaje natural. Hoy me gustaría escribir sobre el Castillo de Urquhart, que está a orillas del río Loch Ness.

Es uno de los castillos del Reino Unido que más visitas recibe, y eso que está casi en ruinas. Una fortaleza que tiene un aspecto es un impresionante a pesar de que hayan pasado cientos de años desde su construcción. Es también uno de los castillos más grandes del país, y entre sus restos hay una impresionante casona con una torre que ofrece vistas al lago y al Great Glen.

Su historia

Durante la época medieval, este castillo era un lugar en el que se daban muchos conflictos, siendo algo importante en las guerras de independencia escocesa en el siglo XIV. Entre los siglos XIII y XVII fue la época más sangrienta, llegando a caer a manos de los ingleses el rey Eduardo I. Posteriormente, el castillo fue atacado por los Señores de las Islas MacDonald.

Entorno

El Castillo de Urquhart está en un entorno natural increíble, gracias en parte a que está casi a nivel del agua. Además, hay pequeños acantilados que recorren las partes este y norte, y un foso seco de 30 metros de ancho que recorre los acantilados hasta la tierra en la que está el castillo. Se accede por un puente levadizo al que se llega por una calzada de piedra. El mítico lago Ness podrás verlo de forma espectacular desde el castillo.

Interior

En el interior del castillo puedes ver lo que queda de las diferentes dependencias y galerías que había en sus mejores tiempos, además de varios artefactos medievales que se recuperaron durante las excavaciones para su construcción. Allí hay una oficina de información con todos los detalles sobre las exposiciones y exhibiciones audiovisuales que se pueden ver, y también cafeterías y tiendas para llevarte todo tipo de recuerdos de artesanía local. La entrada cuesta 7,40 liras para los adultos y 4,50 para los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *