Comer en Florencia


Italia es un país maravilloso en el que puedes descubrir un montón de ciudades fantásticas cargadas de historia y belleza. Pero si hay algo en lo que todo el mundo está de acuerdo sobre este país, y de hecho es uno de los principales motivos de todos aquellos que lo visitan, es su gastronomía. Vayas a la ciudad que vayas, no cabe duda de que te estarás frotando las manos por el hecho de poder hartarte a comida italiana en su lugar de origen, y es que principalmente la pasta y la pizza son comidas que le gustan a casi la totalidad de la población mundial.

Cada ciudad de Italia tiene su propia gastronomía, al margen claro está de lo típico que podrás probar en cualquier lugar, eso sí, con su propio toque personal. Hoy te hablaré de la gastronomía de Florencia, una ciudad con muchísimo encanto y con unos manjares que harán que tu viaje sea todavía mucho más especial. Aperitivos, platos deliciosos o bebidas con un sabor muy especial que puedes tomar tanto en pequeños establecimientos como en los restaurantes más lujosos de la ciudad y con diversos precios para que, tengas los medios que tengas, puedas disfrutar de todos ellos.

De los platos típicos de Florencia yo destacaría el pan con aceite, los fettunta, la sopa de verduras, la ribollita, crostini di fegato, la papa al pomodoro o la panzanella, un tipo de ensalada deliciosa que podrás tomar como complemento a muchos de los platos anteriores o que sea tu única comida. La carne es la protagonista de los principales platos de esta ciudad, siendo los que más éxito tienen el chuletón de buey, la trippa a la fiorentina o el lampredotto, un espectacular sandwich de carne acompañado con una salsa verde deliciosa y que está hecha a base de perejil.

Por supuesto no me olvido de la pasta y la pizza, hechas éstas últimas a la leña, como son las auténticas, y con unos sabores y texturas que te enamorarán. Aunque yo todavía no he estado nunca, amigos que han ido me han dicho que los mejores sitios para comer en Florencia son los que están en el centro histórico de la ciudad, tanto los que parecen pequeñas tascas como los grandes. Sin duda unas vacaciones en las que subirás de peso, pero claro está que merecerá la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *