Amalfi: un destino 10 de playa, naturaleza y turismo interior

amalfi
La Costa Amalfitana es uno de los destinos más bellos de Italia y del mundo por las playas, vistas de la costa y también por los diferentes pueblos dentro de los que hay auténticas joyas artísticas y arquitectónicas. Dentro de ellos, destaca Amalfi, que está considerado como uno de los municipios más bellos de toda la costa amalfitana. No en vano, la costa toma su nombre. Es un destino 10 para este verano, ya que permite pasar unos días de playa estupendos, y realizar turismo en el pueblo, entre otras actividades. Pero, ¿qué se puede ver para vivir unos días inolvidables en Amalfi?

Playa

Amalfi tiene playa, aunque es de reducido tamaño como la mayoría de las playas de esta costa italiana. No obstante, hay opciones para disfrutarla. Por ejemplo, una de ellas es tomar el sol y disfrutar del baño frente al pueblo.

También se puede disfrutar de la playa en zonas que están más alejadas del centro del municipio, aunque hay que caminar un poco. Otra alternativa son las zonas playeras cercanas al puerto, que cuentan con estacionamiento, aunque a veces es difícil poder aparcar en función de la fecha y de la afluencia de personas.

Turismo

Además de sol y la playa, Amalfi ofrece otros atractivos en su pueblo, que bien merecen una visita. Uno de ellos es el Duomo de San Andrea, que es el símbolo que más se asocia con esta ciudad y con la Costa Amalfitana.

amalfi
Este duomo es un complejo arquitectónico que consta de dos iglesias que se comunican, además de haber una cripta interior y una escalera que lleva a la entrada del atrio, un campanario y el claustro del paraíso.

Precisamente, este claustro llama la atención por su arquitectura con dos columnas de mármol y arcos árabes. En él, además, hay tumbas de personajes famosos de esta localidad y de familias nobles. De gran belleza es también el jardín con palmeras situado en su centro.

Otro de los puntos de interés turístico de Amalfi es la Basílica del Crucifijo, que es la más antigua de este municipio y que está dedicada a la Virgen María, así como a los santos Cosme y Damián. Dentro de ella, por ejemplo, destaca el sarcófago en mármol, que data de la edad imperial y que acoge los restos de monseñor Andrea de Palearea.

La visita por Amalfi también nos lleva a ver la Fuente de San Andrea y el Museo de Papel, que es de los más importantes de esta costa porque este producto -el papel- fue muy importante en esta zona como actividad económica.

Y, para los amantes de la naturaleza, una buena opción es recorrer la Reserva Natural Vallote delle Ferriere y realizar un camino lleno de verdor, que va desde el casco antiguo de esta localidad y que transcurre por las colinas de la costa de Amalfi, encontrándose por el camino molinos abandonados y auténticos oasis de naturaleza.

Una vez visto Amalfi, se pueden hacer excursiones en barco o en lanchas alquiladas a otros pueblos de la costa cercanos como Positano, Capri, Maiori, Sorrento o Salerno, entre otros.

Productos típicos

La visita a Amalfi no se completa si no se conoce su gastronomía local y los productos que son típicos. En este municipio, es indispensable tomar todos los platos que tienen pescado, que son la base de su dieta como suele ser habitual en las localidades próximas al mar.

Y, para beber, nada mejor que probar el limoncello, que es uno de los licores típicos de la Costa Amalfitana. Siempre lo más recomendable es probar uno que haya sido realizado de forma artesanal.

Si no se puede con esta bebida –hay personas para las que es un poco fuerte-, la opción pasa por la crema de limoncello, que es más suave. En todo caso, siempre debe ser artesanal y, por supuesto, elaborada con los limones de la Costa Amalfitana.

Artículos relacionados:

Recorre la costa amalfitana, un paraíso en Italia

Los 10 pueblos costeros más bonitos de Italia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *