10 errores que todo viajero debería evitar

turista-sonriendo
Viajar es un placer, aunque las cosas no siempre salen a pedir de boca. Los viajeros cometemos errores de los que vamos aprendiendo con el paso de los años, así que nunca está de más consultar información como la que comparto contigo a continuación.

Hay ciertos errores que te resultarán familiares porque son muy típicos y no dependen del tipo de viaje que vayas a hacer, pero otros no son tan evidentes y es bueno tenerlos en cuenta para evitarlos. ¿Nos ponemos en marcha?

No reservar vuelos y alojamiento con suficiente antelación

Dejar las cosas para última hora nunca es recomendable, y menos cuando se trata de viajar. ¿Por qué? Pues porque te tocará pagar más por un billete de avión o por una reserva de hotel. Además, también es posible que no puedas reservar el alojamiento que tenías en mente porque has esperado demasiado y ya no hay habitaciones disponibles.

Artículo recomendado: 10 consejos para irse de vacaciones por poco dinero.

Preparar la maleta a última hora

maleta
Este otro error también está relacionado con lo de dejar para mañana lo que puedes hacer hoy. Una maleta preparada a última hora es peligrosa, sobre todo cuando no se ha elaborado una lista de imprescindibles que no se pueden quedar en tierra por nada del mundo. Corres el riesgo de vivir una situación desagradable, sobre todo cuando se trata de cosas tan serias como dejarse medicamentos que difícilmente se pueden obtener en otro lugar por no disponer de receta.

Artículo recomendado: Consejos para preparar la maleta.

Viajar con exceso de peso

Informarse es fundamental, ya que de lo contrario el viaje te puede salir más caro de lo que pensabas. ¿Un ejemplo? Las maletas que pesan más de lo permitido por la compañía. El exceso de equipaje tiene un coste que no es precisamente bajo.

No aprovechar las actividades gratuitas

London-Eye
Esto, más que un error, es una oportunidad desaprovechada. ¿Por qué pagar por algo cuando lo puedes disfrutar gratis? Infórmate sobre las actividades gratuitas que se pueden realizar, como por ejemplo la visita a un museo o a una iglesia en un día determinado del mes o de la semana.

Planificar rutas difíciles de cumplir

Cuando planificamos un viaje nuestras expectativas están por las nubes. Queremos hacerlo absolutamente todo y no somos conscientes de que el tiempo es limitado. Eso es un error, sobre todo cuando se trata de una ruta que te lleva a recorrer muchos kilómetros y pasar cada noche en un lugar distinto. Evítalo en la medida de lo posible, sobre todo si viajas con niños. Ellos no tienen tanta paciencia como tú y tampoco quieren vivir unas vacaciones que impliquen ir sacando la lengua a todas horas.

No fijarse en las recomendaciones de otros viajeros

plato-comida
Creo que cada vez es más importante fijarse en las recomendaciones de otros viajeros que han estado en el lugar que quieres visitar. Ellos, más que una agencia de viaje que te lo venderá todo como muy bonito, pueden darte muchas pistas con sus comentarios negativos y positivos sobre un restaurante, una playa, un hotel… Lo ideal es que leas un cantidad importante de comentarios para poder extraer conclusiones fiables.

No llevar dinero en efectivo

No se tú, pero yo soy de los que va por la vida sin dinero en efectivo. Por mi ciudad no pasa nada porque sé dónde están los cajeros y en casi todos los comercios puedo pagar con tarjeta, pero eso no se puede decir con tanta seguridad en países como por ejemplo Tailandia, donde no es tan habitual toparse con un datáfono.

Ignorar el clima del país que vas a visitar

cama-con-mosquitera
Vuelvo a lo de la falta información, esta vez para referirme al clima. Puedes pasar frío o calor por no fijarte en la temperatura que hace en tu destino de vacaciones. De hecho, incluso puedes volver a casa con decenas de picotazos en las piernas y en los brazos por no saber que ibas a una zona repleta de mosquitos y no tener un repelente a mano.

Pasar del seguro de viaje

Todos soñamos con unas vacaciones perfectas, pero lo cierto es que las cosas se pueden complicar en cualquier momento. Por eso siempre recomiendo contratar un buen seguro de viaje, especialmente si se viaja con niños. Además, también es bueno tener la posibilidad de cancelar un viaje sin que ello suponga la pérdida del dinero invertido en billetes de avión o reservas de hoteles.

Comprar souvenirs en los primeros días

Sabemos que quieres mucho a tu familia, pero no tengas prisa por comprar souvenirs. Vas a ir cargado todo el viaje y es probable que con el paso de los días encuentres los mismos souvenirs que has visto a mejor precio.

Artículo recomendado: Ilustraciones que muestran las diferencias entre turistas y viajeros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *