Visitar Omán

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Uno de los paraísos de Oriente Medio menos explorado es Omán. Es un destino de vacaciones rico en texturas que se adapta a los visitantes que buscan algo diferente. Cuenta con una amplia y dilatada historia, con la cordialidad de sus gentes, dramáticos paisajes y costas, fortalezas históricas y sus increíbles piscinas de agua en los desiertos que son grandes lugares para nadar en un día soleado.

Omán atrae principalmente a viajeros de Europa occidental en busca de unas vacaciones llenas de relajación. La capital se llama Mascate y se encuentra situada en el noreste de la región, mientras que la mayoría de los pueblos y ciudades están salpicadas por todo el norte y el litoral.


Cuenta con 1.700 kilómetros de costa (1056 millas) formada por impresionantes playas muy limpias y atractivas. Algunas de las playas más populares son: Qurum, Bandar Jissah y As-Sawadi. Cuidado, incluso en las playas que forman parte de los hoteles los turistas deben ser conscientes de las normas y evitar así problemas como por ejemplo no hacer topless o con bañadores muy pequeños. Wadi Shab es una de las más atractivas piscinas de agua del país ideal para familias. Los niños pueden divertirse en las piscinas naturales. También se pueden realizar divertidas excursiones en 4X4 recorriendo las inmensas dunas.


Mascate es el centro comercial del país, un verdadero oasis para los turistas en busca de grandes lugares de compras. Se podrán recorrer las más modernas tiendas con aire acondicionado como los tradicionales zocos. Algunos de los mejores hoteles también tienen tiendas donde se pueden encontrar extraños recuerdos, alfombras y pinturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *