Viajar a Malta


Malta es un país insular que forma parte de la Unión Europea desde el año 2004 y que está en el centro del mar Mediterráneo, flanqueado por Italia, Túnez y Libia. Al estar situado en un sitio tan estratégico ha sido gobernado por diversas potencias a lo largo de toda su historia. A pesar de ser un país pequeño, tiene una historia muy rica y larga y cuenta con algunos de los edificios más antiguos del mundo, muchos de ellos templos neolíticos.

Por allí pasaron durante siglos civilizaciones como la griega, fenicia, normanda, árabe, romana, francesa, los cruzados y por último los ingleses, que estuvieron durante un período colonial que duró hasta 1964. Tres son las islas principales de este pequeño archipiélago, aunque la más importante de todas es Malta, un destino turístico muy importante gracias a sus espectaculares playas de arena blanca y aguas totalmente cristalinas.

En Malta llevan un estilo de vida muy moderno y tienen una vida social muy animada, con numerosos festivales durante todo el año aunque los más importantes se celebran en verano que es cuando son sus fiestas patronales, además de la época de carnaval que también es muy especial y recomendable.

En La Valeta, capital del país, puedes admirar un montón de fortificaciones y edificios barrocos que son un gran reclamo para los turistas, siendo además muy fácil recorrerla entera ya que es una ciudad pequeña y podrás hacerlo prácticamente todo a pie. La Catedral de San Juan es uno de los edificios más importantes ya que allí se puede apreciar la obra de Caravaggio “La decapitación de San Juan”, un pintor que vivió allí durante unos meses pero que fue expulsado y acusado de homicidio.

También es muy interesante el Palacio del Gran Maestre la Armería, en donde puedes encontrar unas 5.000 armaduras de la Orden de Malta, sin duda algo espectacular. Otros lugares de interés son el Museo de Bellas Artes, el Museo de Arqueología, el Museo de la Inquisición o el Fuerte San Elmo, una fortificación espectacular que aún conserva toda la esencia de siglos pasados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *