Cómo llegar a Formentera

Formentera
Formentera forma parte de las islas Pitiusas y es la isla habitada de menor tamaño del archipiélago balear. Sus casi 70 kilómetros de costa repletos de hermosas playas la convierten en un destino perfecto para miles de turistas. Pero, a la isla solo se puede llegar por mar, ya que no tiene aeropuerto, algo que, por otra parte, contribuyen a su conservación.

Quienes buscan la tranquilidad y sosiego de Formentera deben llegar primero a Ibiza, a la cual sí que se puede acceder por vía aérea. Una vez en la isla de Ibiza, la mejor opción es el ferry que sale del puerto de Ibiza y llega a Formentera, y que tarda solo 30 minutos de trayecto. Además, esta opción es la más barata y sencilla para llegar a la isla.

Qué ver y hacer en Formentera

La mayor parte de los turistas que visitan la isla, lo hacen para disfrutar de sus preciosas playas, de las cuales Ses Illetes es con diferencia la más bonita. Caló d’es Mort es cuanto a calas la que más visitantes atrae cada año. Y como punto estratégico desde donde tener unas buenas vistas, el Faro de la Mola es el lugar indicado.

Formentera

Parque Natural de Ses Salines

El Parc Natural de Ses Salines, además de ser el lugar donde se sitúa la Playa de Ses Illetes, es una zona natural con una enorme biodiversidad: Pinares, sabinares costeros, dunas y otros rincones de gran valor ecológico, como las salinas y varios estanques, forman un paisaje único. Hay varios itinerarios temáticos para quienes quieran conocer a fondo este rincón singular.

El Molí Vell

Objeto de deseo de quienes visitan Formentera por primera vez, el molino viejo de la Mola aparece en millones de fotografías y es una de las cosas que ver más emblemáticas del territorio insular. Construido en 1778, es uno de los molinos mejor conservados de todos los que se pueden encontrar de esta época.

Mirador

Entre Es Caló y Pilar de la Mola se ubica el mirador que ofrece las mejores vistas de Formentera, un sitio idóneo para vislumbrar toda la belleza de este pequeño paraíso balear.

Cap de Barbaria

El Faro Cap de Barbaria es otro de esos lugares emblemáticos de Formentera donde todos quieren hacerse fotos. Junto con el Faro de la Mola forman dos sitios imprescindibles en el recorrido por la isla.

Formentera

Playas

Además de la famosa Ses Illetes, las playas de Ses Platgetes y Migjorn son dos de las más visitadas. Playa Llevant, Es Arenals, Es Pujols también son buenas opciones. Las playas de la Isla de Empalmador totalmente vírgenes son sin duda la elección perfecta para alejarse de los turistas y las aglomeraciones. No obstante, quienes quieren un atardecer único, harán bien en visitar Cala Saona, un emplazamiento perfecto para una experiencia inolvidable. Cala Es Ram, en cambio, es la más aislada e ideal para quienes buscan tranquilidad, mientras que Caló de Sant Agustí es la indicada para los amantes del snorkel.

Sepulcro megalítico de Ca Na Costa

Este sepulcro megalítico, junto al Castellum Romanum de Can Blai son los dos yacimientos arqueológicos más interesantes de la isla. Uno con los restos de los primeros pobladores de Formentera, y el otro con las ruinas de una fortificación de la época romana. Ambos, una forma de adentrarse en la historia.

Vías verdes

En Formentera hay un total de 32 rutas de diferente duración y dificultad con las que descubrir lo más auténtico del territorio insular. Ya sea en bici o a pie, estos recorridos atraviesan paisajes de incalculable belleza, tanto en el interior, como cerca del mar. Los amantes del senderismo tienen en la isla el lugar perfecto para disfrutar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.