Viajar a la isla de Córcega


Francia es uno de los países más visitados por todos aquellos turistas que eligen Europa para sus vacaciones, no solo por visitar ciudades espectaculares como París, Lyon o Marsella sino también por visitar alguna de sus maravillosas islas y en las que encontrarás muchísima tranquilidad además de experiencias fantásticas y la oportunidad de relajarte ante un paisaje de ensueño. Una de las islas de Francia es Córcega, un lugar muy famoso en todo el mundo gracias a sus playas y a su belleza.

Córcega es la cuarta isla más grande del Mar Mediterráneo y uno de los destinos franceses más visitados, especialmente por turistas extranjeros. Es un lugar con mucha historia y se hizo famosa principalmente por ser el lugar de origen de Napoleón Bonaparte. Además, su clima es fantástico casi todo el año y entre sus muchos paisajes puedes gozar de unas montañas preciosas y de una costa que llama la atención gracias a sus aguas cristalinas.


Tiene una superficie de casi 9.000 kilómetros cuadrados y está situada a unos 200 kilómetros al sureste de la Costa Azul, al oeste de la Toscana y al norte de Cerdeña, así que los paisajes que te encuentres desde cualquiera de sus costados son espectaculares. Con un montón de acantilados en muchos rincones de la isla, Córcega centra su turismo en zonas como la de Porto Vecchio y Bonifacio (ambos en el sur de la isla) o Calvi en el noroeste.

Más de 200 playas y 1/5 del terreno que es bosque es lo que más llama la atención de una de las islas más bonitas del mundo en la que el glamour, el relax y la diversión son las principales características que busca todo aquel que la elige como destino para sus vacaciones. Una maravillosa combinación de pequeños pueblos pesqueros, mar y montaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *