Viajar a Cusco


Cusco está considerado el centro cultural y religioso del mundo Inca. Fue una ciudad impresionante, sede del dios-rey Inca (‘Inca’ técnicamente se refiere al monarca, que a menudo era llamado Sapa Inca y que fue venerado como un gobernante divino por el pueblo). Era una ciudad construida para reflejar el poder de la Imperio. A pesar de su brutal saqueo por los conquistadores españoles, Cusco sigue siendo un lugar interesante y vibrante.

Hoy es un gran centro comercial (sobre todo la zona del centro), así como la indiscutible capital arqueológica de América del Sur, por la que la UNESCO la nombró Patrimonio de la Humanidad y uno de los destinos turísticos más grandes del continente. Su arquitectura colonial es espectacular. Encontrarás ruinas incas monolíticas de palacios de piedra perfectamente labrados, empedradas plazas, etc.


Las encaladas callejuelas y los grandes tejados de terracota son el hogar de una rica mezcla de historia, animada vida nocturna y una gran variedad de museos, monumentos y paisajes. La fusión de las culturas indígenas y las coloniales andinas es muy interesante. La zona se convierte en un lugar de culto para todos aquellos turistas fanáticos del trekking: Machu Picchu es su centro neurálgico.


A pesar del número de visitantes que recibe, Cusco sigue estando relativamente intacto y todavía es muy fácil experimentar la belleza de la mezcla de la ciudad con su historia más antigua. A pesar de que la ciudad ha acogido muy bien el turismo y el desarrollo de diferentes infraestructuras para soportar el flujo de visitantes, el pasado histórico todavía tiene una poderosa influencia en su glorioso presente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *