Uno de los mejores lugares del mundo para comer


Con 66 restaurantes ganadores de estrellas Michelin, en 2013, Nueva York se confirmó nuevamente hace unos días como uno de los mejores lugares del mundo para comer. La diversidad es lo más significativo de un destino que debe ser visitado, al menos, una vez en la vida. Algunos restaurantes han vuelto a conseguir una estrella tal y como hicieron años anteriores.

Algunos de los restaurantes obtuvieron dos estrellas, incluyendo el recientemente inaugurado, 18-seat Atera dirigido por el chef Mathew Lightner, en el barrio de moda de Manhattan TriBeCa. Cincuenta y dos restaurantes, por su parte, obtuvieron una estrella, frente a los 46 del año pasado y entre ellos podemos encontrar nueve entradas nuevas. La Gran Manzana es en general este año el lugar en el que encontrar hasta cinco restaurantes más con respecto al año pasado.

Michael Ellis, director internacional de las prestigiosas guías anuales realizadas por la compañía francesa de neumáticos, explicó que en el terreno culinario, Nueva York mantiene su gran dinamismo. El ritmo de aperturas y cierres es inigualable. Sesenta y un diferentes cocinas están representadas, desde la persa hasta la sudafricana, pasando por la peruana, griega, austriaca, turca, de fusión…

Entre las tendencias más notables, Ellis explicó que se ha producido una gran inclinación hacia los productos locales y la cocina nórdica, así como la continua influencia japonesa. Los cocineros han conseguido centrarse en la comida en lugar de en la decoración. La joven generación de chefs quiere expresarse a través de los platos, pero no necesariamente con una gran inversión en la decoración. Tres restaurantes franceses ganaron los primeros puestos: Daniel, con el chef Daniel Boulud, Jean-Georges con Jean-Georges Vongerichten, y Eric Ripert con Le Bernardin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *